Saltar al contenido

La leyenda de la dueña de la tortuga charapa

octubre 8, 2020
portada tortuga charapa leyenda

Una anciana llamada  Choima  estaba casada con un curandero o chamán, al que quería parecérsele.

Para hacerse  curandera, comenzó a ingerir tabaco, como hacen los brujos.

Después se fue al río.

 Tortuga Arrau (Podocnemis expansa) Fuente: Luisovalles / CC BY-SA

Allí estaba una mujer embrazada que le dijo:

“Paisana, ¿qué haces aquí, durmiendo a la orilla del río?”

Choima le contestó:

“deseo ser tabaquera y poder convertirme en algo”.

La embarazada le dijo que la ayudaría si la ayudaba a tener a su hijo. 

Entonces, en la playa cavaron un hoyo para que la mujer tuviera su hijo.

Pero  la mujer, en vez de un niño, parió huevos.

Mujer Indígena Autor: Edgar Guerrero.
Fuente: LHommeDuMonde / CC BY-SA

Choima  viendo aquello, no sabía si estaba dormida o despierta, y se marchó a su casa.

Al llegar, su marido, el brujo tabaquero, le recriminó el abuso:

“¿Qué hiciste con mi tabaco? Te dije que no lo tomaras. Te comprometiste con una mujer gestante, y ahora serás dueña de esa mujer llamada charaapa”

Y la maldijo.

Choima aceptó el castigo, y ahora es dueña de la charapa y de la planta charaapashi, que sirve para cazar a la charapa. 

Desde entonces, la tortuga charapa debe cavar un hoyo con sus patas traseras para poner cerca de 150  huevos.

Allí son  incubados por el sol  unos 45 días.

Como cada huevo contiene los genes de ambos sexos,  el sexo final de las tortuguitas dependerá de la temperatura  del hoyo o cámara de incubación.

Los huevos de arriba, más expuestos al sol, serán  hembras.

Los de abajo, más frío, serán machos.

Al nacer, las tortuguitas permanecen allí unos 30 días más,  alimentándose  de las proteínas de su saco vitelino mientras se les endurece el caparazón.

En una noche lluviosa y fresca, abandonan el hoyo y se lanzan al río, en medio de la voracidad de los depredadores de todo tipo, en particular aves. 

Algunos grupos indígenas como los Shipibo-Conibo , al terminar la época de vaciante,  recogen tortugas y  sus huevos.

Matan algunas para obtener su carne, aplastan algunos huevos para  conseguir grasa, y se llevan vivas otras tortugas para criarlas en sus aldeas.

Tortuga gigante de río (Podocnemis expansa). Local: Instituto Nacional de Investigaciones Amazónicas (Amazonas, Brasil).Fuente: Whaldener Endo / CC BY-SA

Fuentes:

  • El Comercio, Lima, 15.08.1987;
  • Masera, Pablo; Casanto, Enrique. 2011. La cocina mágica asháninca. Lima: USMP; Morin, Francoise. “Los Shipibo-Conibo”,  en: Santos Granero, F.;
  • Barclay, F. (eds). Guía Etnográfica de la Alta Amazonía. Vol. III. Quito: IFEA-Smithsonian Tropical Research Institute.

Artículos relacionados

selva amazónica en puyo ecuador

La fiesta de Uyantza Raymi

afrodisiacos del amazonas

Afrodisíacos del Amazonas