Saltar al contenido

El chamán y el jaguar

agosto 25, 2020
Chaman_amazonas

El chamán es el mediador entre los dos mundos, el espiritual o “mundo otro” y el material o “mundo este”. Él se encarga de promover los vínculos  entre ambos. 

Así, el chamán va de un mundo al otro, transformándose en jaguar o en otros animales y seres capaces de pensamiento. 

Eso le da al chamán una presencia múltiple y una plurifuncionalidad metida dentro de un cuerpo (Wright 2013: 74).  

El chamán actúa en red, negociando con humanos, animales, plantas, espíritus dueños de animales, de cuerpos de agua, de fenómenos climáticos, de deidades diversas. 

Características de los chamanes

El chamán, y el rol que juega en una comunidad, se inscribe en una tradición oral desarrollada durante siglos por esas personas, que resultan custodios de saberes muy especiales. Todos los verdaderos chamanes se parecen, a pesar de las diferencias existentes de las  lenguas que hablan  y de la  geografía donde actúan.

El chamán y el jaguar: dos caras de una misma moneda

El chamán está unido con el jaguar por la “humanidad” que presentan (Viveiros de Castro 2013; Mazzoldi 2017; Reichel-Dolmatoff 1975). 

En el pensamiento amazónico chamán-jaguar es una dualidad que no se disuelve, como sucede en el pensamiento occidental donde el lobo es una “bestia”, opuesta al humano. 

En la cosmovisión amazónica, al menos para la etnia yanomami en particular, “cada ser es su imagen y su fantasma” (Kopenawa, Albert 2010). 

Cuando uno ve la imagen de un jaguar, por ejemplo, lo que ve es un ser humano, la imagen original. 

El fantasma del jaguar, su máscara, es el aspecto zoomórfico, su forma de ser otro, de vivir en el mundo otro, donde moran los seres transformadores con capacidad de influir en el mundo este. 

chaman de amazonas
Español: Jefe chamán de una tribu indígena autóctona del Amazonas venezolano, tocando siku (flauta de pan) Fuente: Dominio público

El jaguar tiene una existencia doble que se desdobla en fantasma (sombra, carcasa, cuerpo) y en imagen (espíritu, alma, pero también en “jefe” o “dueño” de especies animales). 

En el “mundo otro” el jaguar es persona, y en el “mundo este” es carcasa, sombra, con cuerpo de animal. 

Los humanos que permanecen en el “mundo este” solo pueden ver al jaguar como sombra, carcasa, con cuerpo de animal, reducido a su figura zoomórfica. 

Pero los chamanes y otros humanos que tengan acceso al  “mundo otro”, verán al jaguar en su aspecto antropomórfico, como persona, como gente, como humano. 

Dentro de esta perspectiva, el jaguar  habla, vive en familia, baila, canta, cultiva, como cualquier ser humano. 

Y a su vez, el jaguar, y los otros animales, ven a los humanos que permanecen en el “mundo este” como animales. 

Y solo los pueden ver como seres humanos cuando acceden al “mundo otro”. Es el “perspectivismo” de Viveiros de Castro (2003), que postula que todos los seres, animales y plantas, bióticos y no bióticos, comparten, en el “mundo otro”, la facultad de ser personas, sujeto o alma humana, diferenciando sus cuerpos o naturalezas solo en el “mundo este”.  

El jaguar hace pareja con el chamán, su colega humano. 

El jaguar es también chamán, y hasta maestro de chamanes. 

Ambos son actores del territorio, que es, de acuerdo con el pensamiento amazónico o cosmovisión, una “entidad portentosamente múltiple y diseminada” (Mazzoldi 2017:45), compuesta de instancias de acción, inmersas en redes de colaboración o de desencuentro. 

Los chamanes que se mueren en el “mundo este”, se van a vivir en el “mundo otro”, que es un mundo más igualitario que el otro. 

Diferencias entre el chamán y el cacique

El caso del chamán es un buen ejemplo  sobre el igualitarismo que existe en el seno de una comunidad amazónica. 

El chamán se convierte en un líder de la comunidad, junto con el jefe político o cacique, mediando en la resolución de conflictos, ayudando en iniciativas en procura de mejoras sociales para su comunidad. 

No obstante, a pesar de sus aportes, el chamán no acumula poder, ni bienes, ni influencias para beneficio personal. 

chaman de amazonas ecuador
Chamán de la selva amazónica ecuatoriana de junio de 2006 Permiso: oeuvre personnelle, copyleft: licence multiple GFDL et creative Commons

Siempre, después de cumplir su gestión, regresa a cazar y a pescar para conseguir el alimento de él y de su familia como cualquier otro miembro de su comunidad (Mazzoldi 2017; Winter 2017; Kopenawa, Albert 2010; Ochoa 2003). 

No obstante, el igualitarismo amazónico no excluye ciertas manifestaciones jerárquicas relacionadas con la edad, los conocimientos ancestrales, los linajes y el género (Shackt 2013: 95). 

En las sociedades amazónicas, por sobre el estatus personal, predomina la relación con procesos místicos y míticos, y la jefatura no consiste en ejercer poder unilateral sobre los otros (Goldman 2004: 55). 

El Chamán y las plantas maestras

Además de sanar, el chamán juega un importante rol en el funcionamiento de la sociedad como mediador entre los seres humanos y la esfera espiritual, empleando sustancias enteogénicas como el yagé (ayahuasca) o la coca, para acceder al “mundo otro”. 

El chamán visita esos “ecosistemas”, física y espiritualmente, para actualizar su sistema de contabilidad y vigilar los intercambios, tomando la apariencia, de acuerdo al hábitat visitado, de un jaguar, un caimán, una boa, para negociar con el “dueño de la naturaleza” (Reichel-Dussan 1988).

El ritual de ingestión de la ayahuasca materializa el contacto visual con los espíritus selváticos, en especial con las plantas, que poseen el saber y los poderes del chamán (Chaumeil 1994: 267-274; Olortegui-Sáenz 2007).

Chamanismo pdf / artículos científicos / Libros / referencias

  • Duchesne-Winter J. (2017). Derrida y el pensamiento amazónico (la bestia y el soberano/el jaguar y el chamán). Cuadernos de Literatura, Vol. XXI (41), Enero-Junio, 168-193. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá. 
  • Kopenawa D., Albert B.  (2010). La chute du ciel: paroles d´un chaman yanomami. Paris: Plon.  
  • Ochoa, J. (2003). Mito y chamanismo en el Amazonas. España: Editorial Eunate.
  • Reichel-Dolmatoff G. (1997). Cosmología como análisis ecológico: una perspectiva desde la selva pluvial, 7-20. En: Reichel-Domatoff G. Chamanes de la selva pluvial: ensayos sobre los indios tukano del noroeste amazónico. Gran Bretaña: Themis Books.
  • Wright R. (2013). Mysteries of the Jaguar  Shamans of the Nortwest Amazon. Lincoln-London: University of Nebraska Press. 
  • Reichel-Dolmatoff G. (1975). The Shaman and the Jaguar. Philadelphia: Temple University Press.   
  • Viveiros de Castro E. (2003). Chaminismo y sacrificio: un comentario amazónico., 335-347. en: Chaumeil J.P., Pineda-Camacho R.,  Bouchard J.F. (eds.). Chaminismo y sacrificio. Perspectivas arqueológicas y enológicas en sociedades indígenas de América del Sur. Bogotá: Instituto Francés de Estudios Andinos.  Viveiros de Castro  E. (2013). La mirada del Jaguar.  Buenos Aires: Tinta Limón.