Saltar al contenido

El jobo, ubos o cajá (Spondias mombin)

marzo 11, 2020
jobo, ubos, caja (spondias mombin) low

En este artículo trataré sobre el jobo, cajá, ubos (Spondias mombin).  La otra especie a la que me referiré, el jocote o ciruela de huesito (Spondias purpurae), la describiré en otra ocasión.  Incluso en esa gran familia, hay otras especies similares, como Spondia citherea. En algunos libros se señala que hay otras especies equivalentes a S. mombin, pero quizás se trate de redenominaciones hechas por botánicos. Probablemente suceda así con Spondias auriantiaca, S. axillares, S. dubia, S. lutea.  

Mi experiencia con el jobo

(…y cómo se diferencia de otras frutas similares como el jocote o ciruela de huesito)

Cuando yo era niño comía jobos hasta casi reventar. Comía sin atender a los consejos de los grandes que me decían que enfermaría, porque comerlo en exceso daba fiebre.

El jobo o cajá (así lo llaman en Brasil) era un árbol muy alto, y no podíamos subirnos a él porque la corteza de su tronco era dura, gruesa y con una suerte de crestas duras y afiladas como espinas. De tal manera que para comer el fruto había que recogerlo del suelo.

Cuando llovía caían los frutos, y  había jobos o ubos esparcidos por todo el suelo, y el agradable olor que despedían se intensificaba con la humedad.

Entonces todos distinguíamos claramente entre el jobo (cajá) y la ciruela de huesito, que era mi preferida, pues su sabor era más dulce y su olor más suave.

¿A qué sabe el jobo o cajá?

La piel del jobo era delgada y amarilla, su pulpa tenía un sabor acidulado y era muy aromática, tanto que su olor, en tiempos de la fructificación del árbol, impregnaba el aire, dominándolo.  

Racimos de jobo, ubos o caja (spondias mombin)
Racimos de Jobo, ubos o cajá (spondias mombin) English: Ashanti plum , Yellow mombin Français : Prune mombinPortuguês: Cajaze ira Fuente: Filo gèn’ / CC BY-SA

La ciruela de huesito era muy distinta. Su piel era de color verde o rojizo, dependiendo de la variedad, relativamente gruesa y resistente, su pulpa era escasa y firme, el olor agradable y su sabor dulzón.

Para mí había muchas diferencias entre el jobo y la ciruela de huesito. El tamaño del árbol, la forma de sus ramas y el sabor de la fruta.

No entiendo, pues, la confusión entre esas dos especies, hermanadas, pero que son tan diferentes la una de la otra. Sin embargo,  algunos que escriben sobre estas cosas las confunden.  

Nombre científico y 36 nombres vernáculos del jobo, ubos o cajá

La gran diversidad de nombres vernáculos que tiene el jobo provoca confusión en las descripciones regionales.  Aquí una lista de sus nombres comunes por país:

  • Bolivia: le dicen ubos, cedrillo, itahuba.
  • Brasil: taperibá, cajá, cajarana.
  • Colombia: donde está más difundido por los departamentos, le dicen arisco, ciruelo, ciruelo calentano, ciruelo de Castilla, ciruelo hobo, ciruela de huesito (creando confusión con S. purpurae), ciruelo de monte, jobo, jobo blanco, jobo arisco, jobo colorado (reproduce la confusión), jobo del Amazonas, mango ciruelo.
  • Ecuador: le dicen obos, ajuel.
  • Perú: la llaman  shungu, shun, ushun, jobo, ubos, ciruelas agrias.
  • Panamá y en Venezuela: jobo, hobo, jobero.
  • En Costa Rica, jobo, jocote de jobo, balá o yuplón.
  • También le dicen en algunas partes mango ciruelo, ciruela amarilla, mombin amarillo,  orocorocillo.
  • En México lo llaman jocote (otra vez confundiendola con nombres comunes de S. purpurae). 
  • Traducciones:
    • En África: Ashanti plum, iyeye, ngulungwu, isada
    • inglés: Yellow mombin o spanish mombin
    • Francés : Prune mombin
    • Portugués: Cajaze ira

Origen y distribución del árbol del jobo o cajá

El jobo es originario de América Central y del norte de América del Sur.  Algunos botánicos consideran que otra área de origen pudiera haber sido la cuenca amazónica, por la abundancia  de plantas silvestres encontradas en los bosques de las tierras bajas amazónicas. 

Spondias mombin, cajá

La distribución geográfica del cajá es muy amplia. Se extiende a lo largo de la costa del océano Pacífico, así como del golfo de México. Luego baja desde México hacia el sur, recorriendo América Central y las islas del Caribe,  pasando luego por Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, y continúa hasta alcanzar la parte amazónica de Brasil y Perú.

En toda esa larga extensión, hay tres zonas en las cuales se encuentra ampliamente distribuido: Costa Rica, Panamá y Venezuela. 

Además, el jobo o cajá ha sido introducido en las regiones tropicales de África y Asia.  

Descripción botánica de Spondias Mombin

Árbol

Se trata de un árbol caducifolio, de la familia de las Anacardiáceas,  con una altura promedio de unos 25 m, pero que puede llegar a alcanzar hasta los 35 m.

Carece de ramas desde los 2 hasta los 10 m de altura, pero después forma una copa densa. 

El tronco, que va de 0,5 a 2 m de diámetro, presenta una corteza agrietada, dura, gruesa, áspera, de color marrón claro, con unas crestas duras a manera de espinas.

Del tronco emana una resina blanquecina y pegajosa, con sabor amargo.

Flores

Son blancas o amarillas.  Las flores femeninas tienen de 8 a 9 mm de diámetro.

Flores de jobo, ubos o cajá (Spondias mombin)
Flores de jobo, ubos o cajá (Spondias mombin)
Fuente: Tarciso Leão from Saint Paul, MN / CC BY

Hojas

Las hojas tienen una longitud de 25 a 50 cm de largo, alternas, pinnadas, de color verde a verde amarillento en el haz, y verde más claro en el envés, donde se aprecian unos pelitos suaves.

Spondias mombin, cajá

Si se estruja las hojas, emana un fuerte sabor a mango (el mango pertenece también a la familia de las anacardiáceas). 

Frutos

Los frutos se presentan como infrutescencias que cuelgan hasta 30 cm de diámetro, presentando drupas ovoides de unos 3 cm a 4 cm por 1,5 cm largo, por 2 cm de ancho, pequeños, de color verde o amarillo anaranjado apagado, que se juntan en grupos de hasta 20 unidades.

El fruto comestible de Spondias mombin ( Yellow Mombin)
El fruto comestible de Spondias mombin ( Yellow Mombin) como se vende en las calles de Santo Domingo, República Dominicana. La fruta se llama Jobo aquí. Fuente: Martin Reith (CCbySA4.0)

Presenta una pulpa o mesocarpio de color crema, escaso, pero jugoso, de sabor agridulce y muy aromático.

El endocarpio tiene de 3 a 4 semillas.

La mitad del peso de la fruta es pulpa.  Un árbol adulto puede rendir unos 100 kg de fruta. 

Una especie similar…

Algunos botánicos relacionan la especie S. mombin con S. lutea, que abunda en Brasil. Puede tratarse de una especie diferente o una subespecie de la especie brasileña, aunque la fruta de ésta es de un color más anaranjado y con un mejor sabor (FAO, 1986).     

Manejo agronómico

El jobo, ubo o cajá se encuentra generalmente silvestre y muy poco cultivado. Es una especie heliofita que crece muy bien en una amplia variedad de ambientes. Se desarrolla incluso en suelos rocosos y mal drenados.  

¿Cómo se siembra jobo?

El también llamado cajá en Brasil se reproduce por semillas. Se puede propagar por reproducción asexual, lo que es preferible por la rapidez, mediante enraizamiento de estacas de madera madura, de 50 a 100 cm de largo, y de 5 a 10 cm de diámetro. También se puede realizar la propagación vegetativa por injertos. 

La fructificación ocurre cuando el árbol tiene cerca de cinco años de edad. 

Propagación natural o silvestre

La semilla es dispersada por primates, especialmente por el mono aullador (Alouatta palliata). También actúan como agentes de dispersión las aves, los murciélagos y los venados. 

Condiciones: suelos, clima, altitud…

La planta crece en bosques con una precipitación anual promedio entre 1.000 y 2.000 mm y bajo una temperatura anual promedio entre 23 y 28 °C. Es una especie poco exigente, tal como sucede con varias anacardiáceas, que se desarrolla en una gran variedad de suelos, con pH entre 5 y 7, e incluso en suelos pobres en nutrientes.  Desde suelos arenosos o arcillosos, con mal drenaje. Soporta, incluso, suelos inundados durante dos o tres meses al año. 

El árbol de Jobo cargado de frutos
El árbol de Jobo se eleva fuerte al cielo par sus frutar cargar. Tocomita. Bolívar. Fuente: Samuelistok / CC BY-SA

Crece bajo pleno sol, y no tolera espacios sombreados durante todo su ciclo vital, salvo en la época de semillero, hasta su trasplante al campo.  

Su gran adaptabilidad ha convertido a la planta en una alternativa eficiente para el control de la erosión, y de recuperación de suelos degradados. 

Valor nutricional del fruto del jobo, ubos o cajá (Spondias mombin)

El fruto del jobo o ubos es notable en vitaminas A y C, y en algunos minerales como fósforo y calcio.  

En una cantidad de 100 g de pulpa de jobo se consiguieron  los siguientes valores:

Valor energético: 218 calorías.

Agua: 72,8 g.

Proteínas: 0,6 g de proteínas.

Lípidos: 0,1 g.

Carbohidratos: 8,7 g

Fibra: 0,6 g  de fibra.

Cenizas: 0,4 g.

Azúcares reductores: 6,7 g.. 

Vitaminas

En cuanto a las vitaminas, presenta 11,0 mg de ácido ascórbico, 70 microgramos (ug) de caroteno, 0,5 mg de niacina, 0,67 mg de piridoxina, 0,05 mg de riboflavina, 6,74 mg de tiamina. 

Minerales

Los valores de minerales son los siguientes: 26 mg de calcio, 27 mg de fósforo, 2,2 mg de hierro. 

En otros estudios los valores difieren en algunos casos de manera significativa: por ejemplo: 53 calorías de valor energético, 12 g de carbohidratos, 20 mg de calcio, 50 mg de vitamina C, 176 mg de potasio y 21 mg de calcio. 

Composición química

La parte más interesante desde el punto de vista de su composición química de la planta de jobo es su corteza

Un extracto acuoso obtenido de la corteza mostró en laboratorio una cierta actividad antimicrobiana y antimicótica. Contra microbios patógenos como y Staphylococcus aureus y  Bacillus cereus, y  antifúngica frente a Cándida albicans (Arias, 2000).  

Según un estudio un extracto acuoso de la corteza del jobo puede combatir la candidiasis.
Hongo de la Candida albicans observado con microscopio óptico. Es común en la flora bacteriana pero en niveles altos puede provocar candidiasis y otras afecciones como aftas y vaginitis. Según un estudio un extracto acuoso de la corteza del jobo puede combatir la candidiasis. Fuente: David Arqueas / CC BY-SA

Un estudio fitoquímico más completo fue el realizado por Pérez-Portero, Rivero-González, Suárez-López y González-Pérez (2013), en el que examinaron la corteza de raíz, la corteza de tallo y las hojas del jobo, para determinar que la mayor presencia de taninos y fenoles, saponinas, cumarinas, flavonoides y azúcares reductores se observa  en la corteza de raíz y de las hojas de la planta.

Es importante  señalar que la ubicación del suelo y clima de desarrollo de la planta tiene una relación directa con el contenido de los componentes fenólicos  y la capacidad antioxidante de las frutas (Poveda 2014; Cunha-Alves, Cordeiro, Hebster 2001).  

Usos alimentarios de los ubos

El fruto de la especie Spondias Mombin es comestible como fruta fresca, aunque es más consumida cocida  o seca.

Se le utiliza especialmente para la elaboración de bebidas, jugos, refrescos, jaleas, gelatinas, helados,  mermeladas, dulces.

También sirve para la elaboración de “vinos” y licores.

El jugo de jobito (jugo de jobo, agua, azúcar y jugo de limón) es muy apreciado en algunas regiones colombianas.

Con el fruto procesado agroindustrialmente se produce un néctar muy apreciado en algunos países, en particular  el concentrado que tiene 18 % de pulpa, con 14 brix y 0,30 de acidez titulable, empleando como materia prima pulpa con 12,2 % de sucrosa y 67,7 % de agua, con una relación brix/acidez a 46,6 y p H2,9.

En Brasil se prepara con la pulpa del jobo el “vinho de tapeiriba”, con una pequeña gradación alcohólica.

En Guatemala se elabora con la pulpa una bebida parecida a la sidra. 

Usos alternativos del cajá

Aparte de los usos alimentarios, los árboles de jobo son empleados como postes o cercas vivas (línea de árboles o arbustos que delimitan una propiedad), y también como cortina vegetal  rompevientos, leña, carbón vegetal, forrajes, y frutos y refugio para faunas silvestre.

La madera del jobo, a pesar de no ser de gran calidad, se utiliza para la fabricación de muebles baratos.

Jobo, ubos o cajá Spondias mombin (fruta y dosel).
Jobo, ubos o cajá Spondias mombin (fruta y dosel). Ubicación: Maui, encantadores jardines de Kula Autor: Forest & Kim Starr

Ofrece buenas posibilidades como planta melífera para el desarrollo apícola.

La resina que mana del tronco del árbol se utiliza localmente como pegamento

Más de 10 usos medicinales del jobo

Al jobo (fruto completo, o pulpa, cáscara, corteza, hojas y raíces) se le atribuyen muchas propiedades curativas.

Las hojas se emplean, por ejemplo, para detener hemorragias.

El extracto de las hojas  es utilizado como diurético y antiespasmódico, y en algunas partes como astringente. Y también como antiséptico, por su actividad antimicrobiana, y como estimulante uterino.   

En la etnia indígena ticuna, de la Amazonía colombiana, se utiliza una decocción, hecha con la corteza,  como anticonceptivo o antiséptico.

Esa decocción también se usa como cicatrizante. La decocción hecha con corteza se emplea en Brasil como vomitivo en el caso de fiebres palúdicas

Las dos partes de la planta más utilizadas como medicamento son la corteza y la raíz.

No obstante, también se emplean infusiones hechas con hojas o flores para tratar problemas del tubo digestivo, dolor de garganta, fiebre de malaria. La decocción de las hojas se usa para curar resfriados, fiebre y gonorrea

La pulpa consumida en exceso actúa como un purgativo y emético. Consumida normalmente se emplea como relajante, antiséptico, astringente, refrescante expectorante, laxante y vermífugo. 

Bibliografía

  • Arias G. 2000. Determinación químico-biológica y bacteriana de Spondias mombin L. Ciencia e Investigación,  Vol. III (2), Lima, Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima. Fuente
  • Blackwell W.Y. Dodson C.H. 1968. Spondias mombin L.  Flora de Panamá. Ann. Missouri Botanical Garden,  54 (3), 365-367. PDF
  • Brack  Egg A. 2012. Diccionario de frutas y frutos del Perú.  Lima: Universidad San Martín de Porres. Fuente
  • Calzada J. 1980. 143 frutales nativos. Lima: Libr. El Estudiante. PDF
  • Cunha M, Alves R., Cordeiro A, Hebster C. 2001. Calidad de las frutas nativas de Latinoamérica para la industria: jobo (Spondias mombin L).   Interamerican Society for Tropical  Horticulture, 43, 72-76.  PDF
  • FAO. 1986.  Food and fruits-bearing  forest species. U.S.A., 3 p. PDF
  • León, J., Shawm P.E. 1990.  Spondias, the red mombrin and fruits. 136.  En: Nag S., et al. (eds.). Fruits and tropical  and subtropical origin. Florida Science Sources, Lake Slfred : Florida.  PDF
  • Mercado-Montiel V.S. , Carett-Velásquez G.J. 2016. Caracterización de las propiedades bromatológicas, físico-químicas y capacidad antioxidante de la pulpa obtenida del jobo (Spondias mombin L.) de dos zonas del departamento de Córdoba, Montería, Colombia. Tesis de grado. Ingeniería de los alimentos. Universidad de Córdoba, Colombia. PDF
  • Navarro-Monterroza F. 2003. Revisión general de los aspectos botánicos y productivos de Spondias mombin (Jobo). Tesis de grado. Facultad de Ciencias Agropecuarias. Universidad de Sucre. Sincelejo, Colombia.  PDF
  • Pérez-Portero Y., Rivero-Gonz{alez R., Suárez-López F., González-Pérez M., Hung-Guzmán B. 2013. Caracterización físico-química de extractos de Spondias mombin L. (Anacardiaceae). Revista Cubana de Química, Vol. XXV (2), mayo-agosto. Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.  PDF
  • Pérez-Portero Y., Suárez-López F., Camacho-Pozo M., Hung-Guzmán B., García-Garrido M. 2012. Evaluación de la actividad antimicrobiana de Spondias mombin L. Fabronatura 2012.  Third International Congress on Pharmacology of Natural Products.  PDF
  • Poveda C. 2014. Determinación de la influencia de las zonas de producción  sobre el contenido de compuestos bioactivos y la capacidad antioxidante de cinco frutas andinas. Tesis de grado. Ingeniería Química. Facultad de Ciencias e Ingeniería de Alimentos. Universidad de Ambato, Ecuador. PDF
  • Sarmiento G.E. 1986. Spondias mombin L. 33-34,  en: Frutas en Colombia. Bogotá: Edición Cultural Colombiana. PDF
  • Tiburski J., Rosenthal A., Deliza R., De Oliveira R., Pacheco L. 2011.  Nutritional properties of yellow mombin (Spondias mombin L.) pulp.  Food Research International, 44, 2326-2331.  Fuente
  • Tratado de Cooperación Amazónica (TCA). 1999. Frutales y Hortalizas Promisorios de la Amazonía.  Lima: TCA. Editor: H. Villachica. Fuente