Saltar al contenido

Reptiles del Amazonas

Serpientes (anaconda y boa), iguanas, lagartos, tortugas acuáticas y terrestres.

Solo en Colombia están registradas 475 especies de reptiles, de las cuales 222 son serpientes, 210 lagartos, 32 tortugas, 5 anfisbaenidos y 6 cocodrilos (Sánchez, 1995).

En Perú el total de especies de reptiles registradas llegaba a 365 (de Espinoza, N. C., & Icochea, J. (1995).

En la selva se encuentran diversas especies de lagartos, serpientes y tortugas, a continuación les presentamos una selección de los más representativos reptiles amazónicos. 

Serpientes

Dentro del grupo de serpientes que hacen vida en el Amazonas destaca la Anaconda  (Eunectes murinus, E. notaeus) la más grande de América, la cual puede llegar a alcanzar hasta los 8 metros. 

Anaconda Verde (Eunectes murinus, E. notaeus)

La Eunectes murinus es la anaconda verde oscuro, con marcas ovales de color negro y ocre en los flancos. Y la E. notaeus es de color amarillento y son de menor tamaño. Estas especies producen hasta 30 crías por camada.

Otra de las serpientes presentes en el amazonas es la Boa (Boa Constrictor) puede medir una longitud de 5 metros. No es un animal venenoso, ataca sigilosamente a su presa estrangulando con su potente cuerpo. 

Además en el Amazonas habita el Loro Machaco (Bothrops bilineatus) una especie de serpiente venenosa de la familia de las víboras (Viperidae). Habita principalmente en bosques primarios, y se puede encontrar más frecuentemente cerca de arroyos y ríos.

También dentro del grupo de las especies de serpientes más destacadas está Bothrops atrox comúnmente conocida como jergón, mapanare, mapaná. La mapanare posee un veneno muy potente que produce hemorragias y coagulación. 

Iguanas

Existen variedad de reptiles de este tipo como la Iguana verde o Iguana común (Iguana iguana), que vive comúnmente en los árboles, de piel escamosa, provisto de papada y de una cresta espinosa a lo largo del lomo hasta la mitad de la cola. Estos animales son inofensivos y de hábitos terrestres y arborícolas. 

Iguana Iguana (Colombia) Fuente: derivative work: Bobisbob Weimar [CC BY-SA 3.0]

Las iguanas miden hasta 2 m de longitud de cabeza hasta la cola y pueden llegar a pesar más de 15 kg. En la Amazonía hay  dos especies más de iguanas: la iguana cabeza roja (Dracaena guianensis) y la iguana cabeza negra (Tupinambis teguixin).

Iguana Cabeza Roja Dracaena guianensis. Fuente: TimVickers [Public domain]

Lagartos

En el Amazonas se encuentra el Lagarto blanco (Caiman crocodilus) es un reptil de origen carnívoro. Que en algunos casos puede llegar a medir hasta los 3 metros. Se alimentan de peces, anfibios, reptiles, aves, y pequeños mamíferos.

Otro reptil destacado de esta región es el Lagarto Negro (Melanosuchus niger) el cual supera en tamaño al lagarto blanco, ya que puede medir hasta los 6 metros de longitud y llega a pesar hasta los 400 Kg. 

Lagarto Negro (Melanosuchus niger) Fuente: [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)]

Se alimentan principalmente de peces, complementando su dieta con animales o aves. Su carne y piel es muy apreciada localmente, por lo que se encuentran en peligro de extinción. 

También integra el grupo de lagartos el Caimán postruso, cachirre o dirin-dirin (Paleosuchus trigonatus), un caimán que puede alcanzar una longitud de 1,5 metros. Su cuerpo es de color marrón rojizo, su alimentación se basa en aves y pequeños mamíferos.

Tortugas o testudines

Es oportuno mencionar que en la región amazónica hasta ahora están registradas,  alrededor de 17 especies de tortugas, acuáticas y terrestres. 

Todas las especies están bajo presión por la sobre explotación, el tráfico ilegal de vida silvestre, la construcción masiva de represas hidroeléctricas y la contaminación de mercurio. 

A ello se le suman otras amenazas inminentes como la deforestación, el desarrollo agrícola y el cambio climático. 

Asimismo, especialistas estiman que, desde 1700, se han recolectado no menos de 200 millones de huevos y cazado innumerables tortugas, hasta el punto de que en la actualidad la mayor parte de las especies se encuentran en peligro de extinción. 

Entre las tortugas amazónicas las más destacadas son las siguientes: 

Tortugas acuáticas

La tortuga Charapa (Podonecmis expansa). Es la más grande del género Podocnemis. Una hembra adulta puede pesar más de 50 kg y su caparazón medir más de 80 cm. Las hembras son de mayor tamaño que los machos. 

Tortuga Charapa

La Charapa es una especie netamente acuática. Su caparazón es oscuro y su cabeza es relativamente pequeña, gris negruzca, de forma cónica y con el hocico punteado. Sobre la frente presenta un surco que se extiende de las narices hasta los ojos. 

Por su parte, la Cupiso (Podocnemis sextuberculata) es una tortuga de río pequeña, que mide apenas 30 centímetros que posee hábitos acuáticos, de caparazón color gris oscuro, la cabeza de la hembra es marrón por encima y gris por los lados, la del macho es grisácea. Y se alimenta básicamente de plantas acuáticas.

Podocnemis sextuberculata

Igualmente dentro del grupo de las especies de tortugas acuáticas se encuentra la Matamata (Chelus fimbriatus) es una especie netamente acuática, fácilmente identificable debido a que su cabeza y cuello poseen pequeñas protuberancias, es de color alcanza una longitud de 46 centímetros.

Tortuga Matamata Chelus Fimbriatus. Fuente: Bjoertvedt [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Y por último podemos mencionar la Taricaya (Podocnemis unifilis) es una tortuga de agua dulce, su caparazón llega a medir 48 centímetros. Al igual que otros quelonios, la hembra es mayor que el macho. Su caparazón es convexo y de forma ovalada, de color negruzco. Esta especie se caracteriza por poseer manchas amarillas en su rostro.

Taricaya (Podocnemis unifilis) Fuente: Charles J Sharp [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)]

Tortugas terrestres

Motelo (Chelonoidis denticulata) es una tortuga terrestre que puede sobrepasar los 50 centímetros de longitud. Su caparazón tiene forma elíptica alargada, redondeado en los contornos. 

Motelo (Chelonoidis denticulata) Fuente: Bernard DUPONT from FRANCE [CC BY-SA 2.0]

Además que su cuerpo presenta una coloración marrón casi uniforme, con aureolas de colores más tenues y vagamente definidas en el adulto; mientras tantos los más jóvenes, tienen un color amarillo parduzco casi uniforme. 

A esta tortuga terrestres de patas amarillas se le conoce también como el morrocoy de la selva o morrocoy amazónico. En su hábitat natural tiene un amplio espectro de alimento disponible, siendo las hierbas, hojas y frutas tropicales su fuente principal de alimento. 

Lamentablemente un representativo número de las especies que acá mencionamos se encuentran bajo amenaza, por lo que se precisa como urgente que cada uno de nosotros tome conciencia sobre el daño irreparable que se le hace a la fauna, tanto del Amazonas como del mundo.

Referencias:

de Espinoza, N. C., & Icochea, J. (1995). Lista taxonómica preliminar de los reptiles vivientes del Perú. Publicaciones del Museo de Historia Natural, Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú)49, 1-27.

Sánchez, H. E. R. N. A. N., Castaño, O. L. G. A., & Cárdenas, G. L. A. D. Y. S. (1995). Diversidad de los Reptiles en Colombia. Rangel, J. Colombia Diversidad Biótica I. Convenio Inderena-Universidad Nacional de Colombia, Santafé de Bogotá, 277-325.