Saltar al contenido

Cocodrilos o Caimanes del Amazonas

abril 20, 2020
caimanes del amazonas

En los ríos de la cuenca amazónica se han registrado varias especies de caimanes. Algunos ya extintos, como el Caimán brevirostris, del Mioceno tardío que habitó en Urumaco, en el Amazonas Venezuela, o el Caimán venezuelensis, que vivió a principios del Pleistoceno en algunos grandes ríos venezolanos. 

✅ 3 caimanes amazónicos

Otros caimanes se encuentran ampliamente distribuidos en los ríos de América, tales como:

Caimán Blanco (Caimán crocodilus)

2 caimanes crocodilus
Caimán crocodilus

El Caimán crocodilus, conocido como caimán de anteojos o caimán blanco, presente en ríos desde América Central hasta Venezuela. 

Caimán Negro o (Melanosuchus niger)

Melanusuchus niger Brasil
Melanusuchus niger. Brasil
Jovem Rural CCbySA

El Melanosuchus niger, conocido como  caimán negro o yacaré negro prefiere habitar aguas tranquilas de la cuenca amazónica como la de los ríos de corrientes suaves, lagos, lagunas o cochas, bosques inundables y zonas pantanosas.

Yacaré

(Caimán yacaré)

Caimán yacaré
Caimán yacaré
Charles J. Sharp CCbySA

El Caimán yacaré, comparte en muchos casos el mismo hábitat del caimán negro. En el Amazonas Bolivia se han desarrollado programas para la protección y aprovechamiento de esta especie.

Se produce en algunos casos solapamiento de especies en algunos afluentes del río Amazonas, un fenómeno que se conoce como simpatría, en el que las especies coexisten en la misma región, manteniendo su identidad merced a la hibridación.

Estos reptiles son, además, saurópsidos de la familia de los aligatóridos. 

✅ Comportamiento del Caimán

El caimán es muy hábil y paciente para cazar a sus potenciales presas, agazapado inmóvil y oculto  en la hojarasca. Cuando se le acercan da, de improviso, un gran salto, impulsado por sus patas traseras y su cola, la atrapan y la llevan en sus mandíbulas hasta el fondo del río  para ahogarlas, y luego las sacan a tierra para devorarlas, porque no pueden comer dentro del agua. 

El caimán tiene un gran sentido de orientación. Cuando bajan mucho las aguas, cambian de lugar, incluso lejos de su habitad usual. Después, en la temporada siguiente, cuando las aguas vuelven a crecer, retorna a su hábitat sin problemas. Perú Ecológico (2006) dice que tienen una especie de radar para orientarse.

Caiman Crocodilus / Caimán blanco
Caiman Crocodilus / Caimán blanco
Gailhampshire from Cradley, Malvern, U.K / CC BY

✅ Caimanes vs jaguares

Los dos animales más depredadores de la cuenca amazónica son el caimán y el jaguar. Los he visto enfrentarse, en algunos documentales de la naturaleza, y casi siempre lleva la peor parte el caimán.

En la tierra el jaguar, en el agua el caimán. Dos enemigos irreconciliables.  No solo desde ahora, sino desde hace mucho tiempo cuando existían sin mucha competencia, una vez desaparecidos los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.

La extinción, o la reducción, de los grandes depredadores, permitió que animales de tamaño mediano pudieran prosperar y convertirse, a su vez, en los mayores depredadores de su tiempo. Es el caso del caimán.

(Ver: Animales gigantes de la Era Cenozóica

Hace unos 15 millones de años la Amazonía era una honda depresión inundada por el agua del mar, pues la cuenca era como  una especie de golfo que se abría al océano Pacífico, y estaba cerrado en el nordeste.

Luego, después de más cambios geológicos, el lago se abrió hacia el este,  desaguando hacia el océano Atlántico, al separarse África de América del Sur.

Entonces, el río Amazonas y todos los ríos de la cuenca, cambiaron de orientación. Allí, en la selva que se había formado con el paso del tiempo, comenzó el reino del jaguar, mientras que el caimán dominaba en  los numerosos ríos de la vasta cuenca.

Se desarrollaron así, reducida la competencia representada por los grandes depredadores, animales relativamente grandes, como los grandes felinos, los perezosos y los armadillos gigantes, en la tierra, y los grandes caimanes o cocodrilos y las anacondas, en el agua. 

(Ver: Breve historia del paisaje amazónico.)

Significado de Cocodrilo

La palabra cocodrilo viene de la voz crocodilus, que proviene del griego kroké, piedra,  y de drilos,  gusano. Ese nombre deriva del hábito del reptil de exponerse durante largos ratos al sol sobre los bancos de arena o en las riberas de los ríos. 

Significado de Caimán

La palabra caimán o Kaiman es de origen Taino. El término define un género de reptiles cocodrilos, clase saurópsidos, y la familia aligatóridos son muy comunes en latinoamérica habitando desde México hasta Argentina.

Los primeros caimanes de la Amazonía 

Uno de los más famosos exploradores de la primera mitad del siglo XX fue el británico Percy H. Fawcett (1867-1925). Hizo varios viajes a la Amazonía. Del último, en 1925, no regresó. Desapareció junto con su hijo en las cercanías del río Xingú,  en el estado brasileño de Mato Grosso. desconociéndose el destino de los exploradores.

Nunca más se supo de ellos, pero quedaron los vehementes relatos de Fawcett sobre las grandes ciudades perdidas en la selva y sobre lo asombrosa que resultaba para él la  fauna y la flora amazónicas.

Ver: Aventureros tras la ciudad perdida de Z

Se hizo famoso por los relatos sobre la Amazonía. Decía haber visto grandes animales desconocidos para la mayor parte de la gente, aderezando sus conferencias con escenas aparentemente exageradas que asombraban al público que lo oía.

Contaba sobre larguísimas anacondas, caimanes descomunales, armadillos gigantes, y no se sabía bien si decía la verdad. 

Al parecer, cuando uno lee a los naturalistas de ahora que nos hablan  sobre los ancestros de los caimanes de hoy, uno termina aceptando que Fawcett quizás  no siempre exageraba.

✅ Caimanes fósiles de la Amazonía

Guerra-Turín (2011) dice que en la Amazonía de hace unos 15 millones de años había descomunales cocodrilos. Nos habla del fósil de un caimán encontrado en la Amazonía por paleontólogos  financiados por la Universidad de Toulouse y la compañía francesa Devenlay.

Ese fósil correspondía a un caimán de unos 14 m de largo y de 9 t de peso. Solo su cabeza medía 1,3 m. Con ese tamaño y la potencia de sus grandes mandíbulas, ese enorme reptil tenía las condiciones para convertirse en el mayor depredador de la Amazonía.  

En 2011 un grupo de paleontólogos peruanos y austríacos, encabezados por el Dr. Klaus  Honninger, descubrieron los restos fosilizados de un cocodrilo gigante en la Amazonía peruana, con una antigüedad de 20 millones de años. 

En 2015 un equipo internacional de paleontólogos descubrió en 2015,  en la región de Loreto, en el Amazonas Perú, una serie de fósiles de siete especies de cocodrilos que vivieron allí  hacía unos 13 millones de años.

Una de esas especies se especializaba en comer moluscos, lo cual fue considerado una dieta muy extraña entre los cocodrilos. Ese grupo encontró fósiles de tres especies nuevas de caimanes.

Uno era el caimán Gnatusuchus pebasensis , un cocodrilo con un hocico muy corto y ancho, y una mandíbula en forma de pala, con dientes globulares en la parte posterior. Ese caimán estaba muy relacionado  con la abundancia de moluscos en los pantanos que existían antes de formarse el río Amazonas.

Descubrieron y describieron además otras dos nuevas especies de caimanes. Uno era el Kultanacaiman iquitosensis, un caimán primitivo. El otro era el Caiman wannlangstoni.

Sus hallazgos fueron publicados en la revista  Proceedings B de la Royal Society de Londres (Brandoni, Noriega 2013)..  

Otros investigadores encontraron en el estado brasileño de Acre una mandíbula completa de un cocodrilo gigante, de un Purussaurus, que medía unos 12 m de largo, que vivió en los ríos y en los pantanos del Amazonas Brasil hace unos 8 millones de años.

Giant Eocene Alligator (Purussaurus brasiliensis)

Vivía, entonces, en los ríos amazónicos, grandes especímenes de delfín rosado del género Inia  y varias especies de cocodrilos: una especie de caimán enano (Paleosuchus), con un hocico más largo y alto, apropiado para capturar peces y otros vertebrados.

Sobre la evolución de los caimanes modernos se sabía relativamente poco, al menos hasta finales del siglo XX, a pesar de su interés por la antigüedad del género y del hecho de que los cocodrilos son los que presentan una mayor diversidad de especies y formas, representadas por las familias Crocodylidae, Alligatoridae  y Gavialidae, en correspondencia con su abundancia en el Mioceno en lo que es hoy América del Sur, y en particular en la Formación Solimoes, en los estados brasileños de Acre y Amazonas (Brandoni, Noriega 2013).