Saltar al contenido

Felinos del Amazonas

5 especies extraordinarias y sus principales características

felinos del amazonas

Los felinos del Amazonas se extienden a lo largo de varios países de América del sur entre ellos Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y parte de Bolivia.

Estos animales propios de la selva, son mamíferos y se encuentran en lo más alto de la cadena alimenticia. Están en el orden Carnívora de la subfamilia de los Felinae y a su vez pertenecen a la familia de los Felidae.

Características resaltantes de los felinos del Amazonas

En relación a las características esenciales de la subfamilia estos poseen colmillos inferiores grandes, de forma cónica y dientes carnavales.

Es decir, sus dientes se cierran en modo de tijera para poder cortar la carne de sus presas, lo cual es un rasgo distintivo.

Otra característica de estas especies es que son carnívoros sumamente especializados.

5 felinos del amazonas
Arriba a la izquierda: Oncilla (Leoupardus Tigrinus) expuesto en el Museo Cívico de Historia Natural de Génova, Via Brigata Liguria, 9, 16121, Génova, Italia. La fotografía fue permitida en el museo sin restricciones. Autor: Daderot (Dominio público) Abajo a la izquierda: Puma (Puma concolor) en el Parque Zoológico de Santa Fé. Fuente: Jbarreirol CC by SA 3.0. Centro: Margay (Leopardus wiedii), Amazona Zoo, Cromer
Fuente: Squidoo (CCbySA2.0) Arriba a la derecha: Un jaguar de tres años (Panthera onca) mantenido en el zoológico de Belice. Fuente: Bjørn Christian Tørrissen (CCbySA 3.0). Abajo a la derecha: ocelote (Leopardus Pardalis) en el zoológico Woodland Park en Seattle, Washington. Fuente: Danleo / CC BY-SA

Super olfato

Además, los felinos del Amazonas poseen un sentido del olfato extremadamente desarrollado gracias al órgano vomeronasal por medio del cual pueden incluso obtener sabor del aire. Esto les permite la detección eficiente de distintos rastros en busca de sus presas. Así establecen una comunicación química compleja con su entorno.

Por otra parte en su fisonomía los bigotes cumplen una función muy importante y es indicarle a los felinos la dirección de los vientos. 

Especies amenazadas

En la actualidad los felinos del Amazonas se encuentran constantemente amenazados por las incursiones humanas en su hábitat selvático.

La deforestación del bosque y los constantes incendios promovidos por la expansión de monocultivos lícitos (palma africana) o ilícitos (coca) reduce cada vez más los entornos naturales donde estos hacen vida.

Todo lo cual ha traído como consecuencia inmediata la reducción de las poblaciones de las distintas especies de felinos propias de la extensa región amazónica.

5 especies de felinos que habitan en la Amazonía. 

Entre las especies de felinos que habitan la selva amazónica destacan el Jaguar (Panthera Onca), el Ocelote (Leopardus Pardalis), El Tigrillo (Leopardus Wiedii), Oncilla (Leoupardus Tigrinus) y el Puma (Puma Concolor, Carnívora Felidae).

1. El Jaguar (Panthera Onca)

Es uno de los felinos más grandes de América. También es conocido como “tigre” desde los tiempos de la colonia dado su parecido con el tigre de Asia. En tanto a sus colores en la piel, destacan amarillo y pintas color negro con variaciones de color negro o café en la totalidad de su pelaje. siendo el único gran felino con manchas o pintas en su cuerpo.

El Jaguar (Panthera Onca) uno de los felinos del amazonas mas representativos
jaguar (Panthera onca) en el zoológico de Sao Paulo.
Fuente: Miguelrangeljr / CC BY-SA

El jaguar se encuentra en los mismos hábitats donde cohabitan otras especies de felinos como los ocelotes y el puma.

Usualmente esta especie de felino es de hábitos solitarios y es muy territorial, marcando sus territorios por medio de diversos métodos como por ejemplo, marcas en la tierra, orina, glándulas y anunciando su presencia con rugidos.

Sin embargo, en el territorio de un jaguar pueden estar presentes más de dos hembras. Dada la presencia y actividad humana la especie suele estar activa a cualquier hora del día. El jaguar es un depredador exitoso y es poseedor de la mordida más letal de los felinos.

2. El Ocelote (Leopardus Pardalis)

También conocido como Cunaguaro o Tigrillo, es un felino de mediano tamaño, al igual que los felinos de mayor tamaño estos comparten ciertos hábitos distintivos, como ser animales solitarios, territoriales y esencialmente de hábitos nocturnos, en su territorio usualmente habitan dos hembras las cuales se van a reproducir exclusivamente con ese macho. No existiendo una temporada específica para el apareamiento.

El Ocelote (Leopardus Pardalis)
Ocelote o manigordo (Leopardus pardalis) en Costa Rica. Fuente: Rodtico21 / CC BY-SA

Sus hábitos alimenticios están claramente definidos por ser carnívoros. Cualquier presa que puedan cazar y matar es parte de su dieta. Dado el avance del hombre en los territorios donde habita este felino, se ha hecho frecuente que entre sus hábitos ataque y cace aves de corral, siendo objeto de persecución y cacería por parte de los humanos.

Precisamente esto constituye una amenaza constante para la supervivencia del ocelote en toda la extensión del territorio amazónico, ya que ha perdido territorios hoy utilizados para la ganadería, minería y otras actividades conexas con la explotación de recursos naturales en dichas regiones. 

3. El Tigrillo (Leopardus Wiedii)

También conocido como Margay, sobre este felino en particular se conoce muy poco aun, esta especie habita sobre todo en bosques secos, selvas y por supuesto en la región amazónica, compartiendo su hábitat con el jaguar, el ocelote, el puma y el jaguarundi.

El Tigrillo (Leopardus Wiedii)
Gato Margay (Leopardus wiedii). Fuente: Malene Thyssen (CCbySA3.0)

De pelaje de color amarillo y blanco, con rosetas de color negro, con una cola muy larga y ojos bastantes grandes en comparación a su tamaño, estos felinos pueden ser catalogados como pequeños, de hábitos nocturnos y bastantes solitarios.

Una de sus características resaltantes es que es el único de su especie que puede subir y bajar de los troncos de los árboles ya que rota sus tobillos en un giro de 180º.

Su dieta es como la del resto de los felinos de la región amazónica, predominantemente carnívora cazando y atrapando animales, sin embargo no excluye el consumo de frutas y aves, la pérdida de su hábitat se debe en gran parte a la deforestación, además de ser objeto de caza por su pelaje con fines estéticos y de moda.

4. Oncilla (Leoupardus Tigrinus)

Es uno de los felinos de menor tamaño que habita en la Amazonía.

Es comparable con un gato doméstico, con pelaje  lanudo y de menor grosor de color amarillo en el dorso y los costados con blanco en el pecho y región ventral.

Posee una cola alargada, se caracteriza por hábitos nocturnos y solitarios. Con respecto a sus hábitos alimenticios este se alimenta de pequeños mamíferos, huevos y aves.

Oncilla (Leoupardus Tigrinus)
Oncilla (Leopardus tigrinus) en el Parc des Félins
= Leopardus guttulus. Fuente: Groumfy69 / CC BY-SA

5. Puma (Puma Concolor, Carnívora Felidae)

Conocido también como león americano o león de montaña, es el segundo felino más grande de América luego del Jaguar.

Su pelaje se distingue por ser de color café, con tonos rojizos o grises y hacia la punta de cola color negro, son de hábitos tanto diurnos como nocturnos y solitarios, totalmente carnívoros, altamente adaptados a la sobrevivencia en distintos hábitats, como por ejemplo en la región amazónica. 

Puma (Puma Concolor, Carnívora Felidae)
Puma concolor stanleyana – Texas Park – Lanzarote.
Fuente: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga) / CC BY-SA

Contexto cultural de los felinos en el mundo entero.

El grupo de los felinos se diferenció  del grupo de los cánidos desde hace más de 50 millones de años.

Los felinos, en su larga evolución,  han sido animales sigilosos que han sorprendido al mundo, convirtiéndose en seres maravillosos que han fascinado a los seres humanos desde la antigüedad.

Los pequeños felinos, ágiles y misteriosos como el gato doméstico, han sido tomados como  animales de compañía desde hace miles de años.

Los grandes felinos han inspirado, por su parte, respeto, terror y admiración, y han protagonizado muchas historias infantiles y atemorizado a las poblaciones rurales.

Hemos leído desde niños historias como la del Libro de la Jungla, de Kipling, oído los cuentos de tío Tigre y tío Conejo y visto las películas de Tarzán y  las películas animadas sobre el rey de la selva, aunque el león habite en las praderas y no en la selva, que es la morada del tigre, del jaguar y de otros grandes felinos, pero no del león.

A través del gato hemos aprendido a apreciar al tigre. El novelista francés Víctor Hugo dijo una vez que “Dios hizo al gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar un tigre”. 

Referencias. 

  • Castaño, C. (1988). Parque Nacional Natural Chiribiquete: La peregrinación de los Jaguares. UAESPNN, MMA, TCA. Bogotá D.C. 99 pp.
  • Ceballos, G. y Simoneti, J. (Eds.). (2002). Diversidad y conservación de los mamíferos neotropicales. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.
  • Tirira, D. (Ed.). (2011). Libro Rojo de Los Mamíferos del Ecuador. 2da Edición, Fundación Mamíferos y Conservación, Pontificia Universidad Católica del Ecuador & Ministerio del Ambiente del Ecuador. Publicación Especial sobre Mamíferos del Ecuador 8. Quito. 

Artículos relacionados