Saltar al contenido

Achachairú

febrero 24, 2020

Un besito de miel amazónico que enamoró a Australia

Achachairú es una fruta casi desconocida en América del Sur, de donde proviene, cuyo agradable sabor dulce acidulado y poderosas propiedades medicinales le han abierto las puertas de los mercados internacionales.

Productos de achachairú

El achachairú: significado y origen

El achachairú  (Garcinia humilis), que en guaraní significa besito de miel,  es una planta de la familia de las Cluciaceae, originaria probablemente de las tierras bajas de Bolivia, donde crece silvestre.

achachairu
Achachairú, fruto de la garcinia humilis. Fuente: Caleidoscopic / CC BY-SA

Su producción se concentra en la localidad de Porongo, municipio del departamento de Santa Cruz,  donde se celebra en enero una feria anual del fruto, tradicionalmente valorado por sus propiedades nutricionales, pero, en particular, por sus usos en medicina popular.

Entre los departamentos del Beni y Santa Cruz se estima que hay de 1.500 a 2.000 ha sembradas con la planta.  A pesar de abundar en la región boliviana, se han encontrado plantas silvestres en otros países de la cuenca amazónica, como Brasil, Colombia y Perú.  

Una planta casi desconocida

El achachairú o achacha, como también la llaman, es una planta casi desconocida en América Latina, y paradójicamente muy apreciada en Australia, donde fue introducida por el investigador y empresario australiano Bruce Hill, y su esposa, con el propósito para establecer plantaciones comerciales en la región de Queensland.

Allí, con la firma comercial de Achacha Fruit Group, plantaron unos 16.000 árboles en 20 hectáreas, con miras a exportar a Asia, Medio Oriente y Europa.  

El achachairú, resulta  poco conocida en América del Sur, de  donde es originaria, pero, para sorpresa de muchos, resultó  premiada con el tercer lugar entre las frutas más innovadoras del año 2017 en la feria comercial  Fruit Logistica, celebrada en Berlín, la capital de Alemania.

Vista de la sala de Fruit Logistica, feria en la cual el achachairú obtuvo el 3er lugar entre las frutas más innovadoras del año 2017 . Fuente: Messepraktik / CC BY-SA

Fruit Logistica es un evento de marketing de frutas y hortalizas, que se celebra cada año en febrero, y congrega una de las mayores exposiciones de fruta fresca en Europa.

Esos reconocimientos están abriendo, progresivamente,  pequeños mercados en Asia y Europa, que son atendidos por pequeñas producciones de varios países como Brasil, Guatemala, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y las Guayanas. También fue introducido en la isla de Puerto Rico, buscando abastecer la hasta ahora pequeña demanda estadounidense.

Descripción botánica del achachairú

El achachairú o achacha es un árbol que alcanza una altura de 6 a 7 m. Posee un tronco recto, liso y de color negro, del que se desprenden ramas horizontales.

Presenta flores blancas y hojas verdes y persistentes. Su fruto es una baya comestible, de forma oval, de piel gruesa, de  color dorado intenso que se torna anaranjado-rojizo al madurar. La baya tiene 6 cm de largo por 4 cm de diámetro. En su interior tiene de 1 a 2 semillas grandes, de color marrón. La pulpa es blanca, esponjosa, comestible, de un sabor dulce-acidulado, de gusto agradable. La pulpa rodea estrechamente a la semilla. 

Producción y comercialización del fruto

Los frutos del achachachairú abundan en Bolivia. Es común ver a vendedores ambulantes vendiéndolos en las calles de Santa Cruz de la Sierra o en los distintos mercados del este del país. 

El fruto se conserva bien hasta unas 6 semanas a una temperatura de 15 a 20 °C, con alta humedad. De lo contrario, el fruto se marchitará rápidamente. La cosecha boliviana de achachairú se produce entre los meses de diciembre a marzo.    

achachairu
Garcinia humilis, frutos del achachairú. Fuente: Caleidoscopic / CC BY-SA

Fruta boliviana

La planta crece silvestre en las llanuras aluviales de las zonas bajas de Bolivia, con clima tropical. Pertenece al mismo género del mangostán (G. mangostana) y del madroño (G. madruno).

Desventajas del cultivo del achachairú

La planta empieza a producir frutos  a una escala comercial después de los ochos años de vida, lo que es un factor limitante para su producción en unidades de producción campesina, carentes de recursos para poder sostenerse durante un tiempo tan largo. 

Antes de esa fecha, su producción es muy escasa, de hasta 4 frutos por planta. A partir del octavo año la producción puede alcanzar un promedio de unos 10.000 chairuses por año

Uno de los usos urbanos del árbol de achachairú es el ornamental en avenidas y parques, por su densa copa y su abundante ramificación.  

Beneficios de la fruta achachairú

Valor nutricional

100 g de parte comestible de achachairú  tiene un contenido de agua de 87,72 %, de 60 a 63 calorías,  de 0,42 a 0,50 g de proteínas, de 11, 1 a 14,25 g de carbohidratos, de  fibra cruda 0,42 g, fósforo, 20,63 mg.  

La semilla contiene de 8 a 9 % de su peso en aceite.

El achachairú presenta propiedades benéficas tales como:

  1. Protege la piel, limpia manchas  y cicatriza las heridas.
  2. Reduce la retención de líquidos.
  3. Es antianémico. Ayuda a absorber el hierro.
  4. Mantiene los huesos fuertes,
  5. Aporta energía durante todo el día.
  6. Contribuye con los planes de adelgazamiento.  

De su pulpa se elaboran jugos, mermeladas, compotas, helados. De su cáscara procesada se saca miel, de sabor acidulado,  que se usa para bañar dulces típicos.   

Achachairú

Los usos medicinales

El achachairú es una planta a la que se le atribuyen numerosas propiedades medicinales, la mayoría de las cuales no cuentan con  un suficientes soportes experimentales que las acredite. En medicina popular se utilizan varias partes de la planta. 

¿Qué enfermedades previene el achachairú?

Un grupo de investigadores pertenecientes a  universidades de Brasil (Universidade do Vale de Itajai, Univali,  y Universidade de Campinas, Unicamp) aislaron dos compuestos de extractos de la planta que dieron resultados positivos en el combate de células tumorales en casos de cáncer de próstata, mama y riñón. 

La decocción de la cáscara se emplea para suprimir o moderar el apetito y calmar el hambre. La parte interna de la cáscara se emplea para reducir las verrugas, suprimir las manchas de la piel y como cicatrizante de heridas.   De la semilla se hacen cataplasmas en Brasil que se aplican externamente para sanar heridas, tumores o para desinflamar el hígado. 

El ocoró: un pariente cercano

Un pariente cercano al achachairú  es el ocoró (G. madruno), que se da silvestre en algunas regiones de la Amazonía, donde también lo llaman camurauru, que viene del dialecto tacana, mientras que el nombre  de ocoró procede del dialecto chiquitano, con el significado de ácido o agrio.

Pero tiene también otros nombres: madroño, canime, currucay. Se trata de un  árbol mediano originario de la cuenca amazónica, distribuido en Bolivia, Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú.

La planta ha sido propagada a Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Surinam y las Guayanas. Es como su pariente achachairú, muy resistente a plagas y enfermedades, por lo que se utilizan poco o nada de insecticidas, tara terminar siendo un cultivo orgánico, exento en la práctica, de productos químicos. 

Ocoró (garcinia madruno) otra fruta amazónica emparentada con el achachairú

El ocoró crece en suelos diversos, por debajo de los 1.200 m.s.n.m., en suelos arenosos, bien drenados, no inundables y ricos en materia orgánica.  Sus frutos son bayas ovaladas u oblongas, de color amarillo, de 5 a 8 cm de largo, y de 3 a 4 cm de ancho.

Su cáscara es amarilla, gruesa, rugosa, cubierta con una suerte de espinas no punzantes. Su pulpa es blanco crema, jugosa, refrescante, de sabor agridulce.

La pulpa es rica en potasio, calcio, magnesio, hierro, y en vitaminas A, B y C. En su interior contiene de una a tres semillas de color marrón oscuro, con un arilo blanco.  Las propiedades medicinales que se atribuyen a las partes de la planta son semejantes a las del achachairú.