Saltar al contenido

Cosmovisión indígena

Los integrantes de los grupos étnicos amazónicos comparten, en gran medida, de una concepción de la vida  en la que están inscritos nociones sobre el entorno, más propiamente sobre el medio ambiente que se habita,  y de la manera cómo los seres humanos se relacionan entre sí y con los otros componentes, inscribiéndose las partes del todo en una concepción estructurada  sobre la vida.

La anaconda en algunos mitos amazónicos

Chaman_amazonas

El chamán y el jaguar

Una cosmovisión es una visión global y estructurada de la vida en la que se articulan varios planos de la existencia, y adquiere sentido una forma de estar y de ser, es decir, de pensar y de relacionarse con la energía vital que subyace en las cosas, y que compone una estructura  compleja, en función de la cual se organiza la vida comunitaria. 

La cosmovisión es la expresión manifiesta de una cosmogonía, que se forma con las creencias compartidas sobre el origen del cosmos, de la naturaleza y de la vida en sus diferentes formas: plantas, animales, seres humanos, y los otros elementos presentes   en el universo, desde los astros hasta los ríos y las montañas.

En suma, con todos los elementos de energía vital que pueden ser percibidos, sensorial y extrasensorialmente, en los distintos estados de conciencia inducidos por los efectos provocados con la ayuda  de plantas sagradas. La cosmogonía se relaciona estrechamente con los mitos de origen. 

El mito es una explicación compartida de cómo se ve o se imagina el mundo, y de cómo se fueron estableciendo las normas y las costumbres  de funcionamiento de los grupos sociales, que constituyen sus marcos de comportamiento social, lo que conforma la moral del grupo.

De esa estructura normativa se desprende la ética, que está compuesta por los comportamientos individuales, como un resultado de la reflexión de cada persona.  

En el desarrollo de esa cosmovisión juega un rol  clave la planta maestra y la participación del chamán, shamán o taita como agente mediador (Souso 2017, Scuro 2017, Naranjo 2012,  Ronderos Valderrama 2009, Fericgla 2000, Schultes y Raffaud 1994, Schultes y Hoffman 1979, Eliade 1976).

El chamán, taita o curandero,  actúa como un mediador aceptado en el colectivo para seleccionar los ingredientes, preparar y orientar la ingestión de las sustancias psicoactivas consumidas, de una manera selectiva o colectiva, en esa sociedad.

Esas sustancias  proceden de plantas consideradas sagradas o plantas maestras, que contienen principios activos que permiten la hipersensibilidad de los consumidores, la mayoría de las veces dentro del marco de escenarios rituales.