Saltar al contenido

Mitos y leyendas del Amazonas

La fantasía forma parte indisoluble de la vida humana para dar salida a la energía creadora de los individuos y de los pueblos, que van tejiendo relatos, mitos y leyendas, con los cuales se imaginan el entorno para buscar respuestas al sentido de la vida. 

De allí que la fantasía, convertida en relatos, leyendas, historias, se convierta en una necesidad para inscribirse en el mundo y en la realidad, creando raíces que conformen patrones culturales. 

Esos mitos y leyendas son diversos y se transmiten de generación en generación. 

Algunos, que consideramos mitos fundamentales,  se remontan al génesis, los tiempos de la creación de la naturaleza o de los seres humanos, y se asocian a un corpus de costumbres o normas que va definiendo a una cultura en su esfuerzo por  identificarse, y cohesionarse como grupo o comunidad, y diferenciarse de los otros, que son los que no comparten vínculos de sangre, de afinidad o de territorio.  

En la extensa cuenca amazónica hay, todavía,  numerosos pueblos indígenas nativos, se estiman unos 240,  que han logrado sobrevivir a las urgencias de las necesidades básicas alimentarias y de cobijo, a la crueldad  armada de los conquistadores, a la furia de las epidemias introducidas por los invasores y que arrasan pueblos enteros, a la codicia de los explotadores de los recursos naturales de la selva y de sus habitantes, y a la indiferencia o complicidad de los gobernantes que incumplen su deber de proteger a los pobladores originarios. 

En esos pueblos indígenas  persisten muchas leyendas, que corresponden a una necesidad  para la subsistencia emotiva de la vida comunitaria. 

Esos mitos y leyendas les han permitido, en base a una narrativa trascendente, sencilla y lineal, resistir y salvarse del caos inducido por la penetración constante y creciente de los invasores, que hacen vida fuera, pero también dentro de la cuenca. 

En los mitos se producen acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios. En los mitos de origen se explican los orígenes del Universo, de la vida, de la etnia, e incluso de la humanidad, que se van convirtiendo, con el paso del tiempo, en el fundamento de una identidad y de una cultura. 

Esos mitos de origen se alinean, así parece ser, en mi opinión,  tras contrastar mitos de origen y lenguas, de acuerdo con una estructura que está definida por las cosmogonías  prevalecientes en los troncos o las familias lingüísticas a las que pertenecen los distintos grupos. 

Quizás la comunidad de lengua ha hecho que esos mitos sean compartidos por los miembros de las comunidades hablantes, que los va unificando, admitiendo, sin embargo, la existencia de algunas variaciones, tal como sucede de ordinario en el mundo de la cultura.