Saltar al contenido

Bocachico

agosto 2, 2020
Bocachico

El Bocachico o boquichico Prochilodus magdalenae también llamado curimata o coporo es una de las especies de agua dulce más importantes en los desembarques de pescado en toda la cuenca amazónica, y en particular en Colombia, Perú y Venezuela.

Su nombre le viene de su probable origen en las aguas del río Magdalena, aunque se le consigue de manera abundante en algunos países de la Amazonía como Brasil, Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela.

Características del bocachico

Es un pez de agua dulce, de la familia Prochilodontidae, del orden Characiforme, conocido principalmente por su boca pequeña, carnosa y prominente dotado con numerosos dientes diminutos.

La configuración de su boca lo convierte en su pez succionador, que chupa los detritos del fondo de los ríos. Mide entre  22  a 40 o  50 cm.

Bocachico Prochilodus magdalenae
Bocachico Prochilodus magdalenae
Zuluaga-Gómez A. / CCBySA

Su cuerpo es de color plateado uniforme, con matices rojos y amarillos en sus aletas. Sus escamas son rugosas. 

Comportamiento y hábitat

Vive en aguas dulces de ríos y ciénagas. Su forma de alimentación lo convierte en un pez considerado ecológico, que contribuye a la limpieza y ecología del estanque.

Es de hábitos alimentarios detritívoro-iliófago. Lo que se convierte en una ventaja en su crianza en cautiverio, porque se alimenta de perifiton (algas, bacterias, hongos, insectos, detritus orgánico e inorgánico), adherido a un sustrato presentes en ellos cuerpo de agua.

Es un pez de hábitos migratorios, en la época de “subienda” o creciente, que en el trayecto se alimenta de materia orgánica y algas. Desova en canales de los ríos y en aguas de desborde. 

Ese régimen alimentario reduce el costo de su cultivo en estanques, porque disminuye la porción de alimentos balanceados en la dieta, lo que puede llegar hasta un 60 % del costo de su producción.

Reproducción del bocachico

Una sola hembra puede producir un promedio entre 80.000 y 100.000 huevos, cerca de 153.114 huevos (Oalya-Solano et al 2001). Algunos investigadores (Roa-Lázaro et al 2017)  señalan  que no se reproduce en cautiverio, aunque madura sexualmente cerca de los diez meses de edad.

En cautiverio, los machos reducen el volumen seminal, mientras que las hembras completan la vitelogénesis e interrumpen la maduración final del ovocito (Atencio G., et al 2013).

Por esa razón es necesario usar tratamientos hormonales para inducir la maduración final. La cría de bocachico se caracteriza por la baja densidad de siembra y el uso de grandes volúmenes de agua. 

Piscicultura del bocachico

El boquichico, como allí  lo llaman,  es la especie más importante en los desembarques de pescado en los puertos de Loreto y la cuarta especie más cultivada en las piscigranjas de la Amazonía peruana (Salas Maldonado et al 2009). 

Bocachico
Bocachico
Arturoyerovi / CC By SA

Aunque su nivel de captura comercial se  ha reducido notablemente, lo que lo convierte en una especia vulnerable desde el punto de vista de su conservación.

Es, además, una de las especies más  cultivadas en piscicultura en América del Sur, donde se encuentra ampliamente distribuido, con extensión hasta Panamá.

Se adapta fácilmente al cautiverio, de alimentación económica y de rápido crecimiento. Algo parecido sucede en la Amazonía peruana.

Producción comercial

Por adaptarse el cautiverio y al policultivo, en particular con tilapia (Oreochromis niloticus) y su alimentación con perifiton, ha logrado situarse en el primer lugar en la piscicultura colombiana.

Siendo responsable de más o menos la mitad del total de su producción de piscicultura, y además, una de las principales especies de la pesquería continental de Colombia. 

Consumo del bocachico

El bocachico es una especie cuya carne es muy apreciada comercialmente y obtiene buenos precios en el mercado. La carne es tenida como “sabrosa” y firme por los consumidores.

Presenta un buen contenido de ácidos grasos saturados y poliinsaturados, que va del 5 al 6 %, y  un valor proteínico entre 15 y 19,4 %.  

Bocachico especie en peligro

Hasta hace unas tres décadas aparecía entre las principales especies de captura en Colombia, Perú y Venezuela, y entre las más cultivadas actualmente en estanque, ocupando el cuarto lugar en la piscicultura colombiana.

No obstante, esa abundancia se ha reducido notablemente por la sobrepesca comercial y el deterioro de su hábitat consecuencia de la contaminación de las aguas de los ríos, por lo que se le considera una especie en período crítico de extinción

Bibliografía

  • Atencio G., V.J.., Kergoelén D., E., Naar E., Petro R. 2013. Desempeño reproductivo del bocachico Prochilodus magdalaenae inducido dos veces n un mismo año. Revista MVZ, Córdoba, Vol. 18 (1), enero-abril, 3304, 3310. 
  • García J.J., Celis L.M., Villalba E.L., Mendoza LC:C-. Brú S.B., Atencio V.J., Pardo S.C. 2011. Evolución del cultivo de bocachico (Prochilodus magdalaenae) y tilapia (Oreochromis niloticus) utilizando superficies fijadoras de perifiton. Revista de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia,  Vol. 58 (2), Bogotá, May-August
  • Olaya N., C., Solano P., D., Florez A, O., Blanco V.H. , Segura G., F. 2001. Evaluación preliminar de la fecundidad del Bocachico (Prochilodus magdalaenae) en el río Sinú, Colombia. Revista MVZ, Córdoba,  Vol. 6 (1), 31-36.
  • Roa-Lázaro A., Espinosa-Araujo J., Prieto.Guevara M., Pertuz-Buelvas V.,  Atencio-García V. 2017. Levante de reproductores de bocachico (Prochilodus magdalaenae) con tecnología biafloc. Memorias del III Seminario Internacional de Ciencias Ambientales SUE-Caribe, 202-205.  Salas-Maldonado A. et al. 2009. Información nutricional sobre algunos peces comerciales de la Amazonía peruana. Boletín de Investigación, Vol. 9, Enero-Diciembre, Callao: Instituto Tecnológico Pesquero del Perú.