Saltar al contenido

Cocodrilo o Caimán negro

abril 22, 2020
Caiman negro

Caimán negro o melanosuchus  que lo define está compuesto por dos voces latinas: melas, negro, y soukhos, cocodrilo. La voz niger, por su parte, es una reiteración de negro. 

Los nombres vernáculos de este reptil son caimán negro, lagarto negro, caimán, yacaré negro,  yacaré grande, yana negro, yacaré uassú, yacaré guacu, assú, jacaré assú, jacaré au, jacaré una, caimán assú, caimán del Amazonas.

¿Dónde vive el caimán negro?

El caimán  negro está distribuido en todos los países de la cuenca del río Amazonas, limitándose a las aguas tranquilas situadas por debajo de los 250 m.s.n.m.

Prefiere habitar aguas tranquilas como la de los ríos de corrientes suaves, lagos, lagunas o cochas, bosques inundables y zonas pantanosas.  

Dónde vive el melanosuchus niger - Caimán negro
Dónde vive el melanosuchus niger – Caimán negro
Achim Raschka CCbySA 3.0

Características del caimán negro.

Esta especie es la de mayor tamaño en la familia de los alligatoridae. En la madurez, los machos pueden alcanzar hasta 4 m de largo, aunque se los ha encontrado de hasta 6 m o más, como fue reportado en el Amazonas Perú (Perú Ecológico 2016). 

Esta especie presenta dimorfismo sexual: los machos, con una longitud promedio de 2,8 m,  son más grandes que las hembras, que presentan un tamaño promedio de 2 m.

El caimán negro tiene el hocico largo, ancho, rugoso y redondeado en su extremidad anterior, con manchas negras. Su cabeza, de color marrón café, presenta entre 3 y 5 manchas negras al lado de las mandíbulas. 

melanosuchus niger Guyana francesa
Melanosuchus Niger – Guyana francesa
Bernard Dupont CCBYSA

Tabique nasal cartilaginoso. Sus ojos  presentan arcos superciliares muy prominente, que los protegen del fuerte sol y de su reflejo sobre el agua. El iris es verde amarillento.

Abejas  y avispas se posan sobre sus ojos para alimentarse de sales minerales y de algunos desechos orgánicos. El cuerpo  de la especie es negro en el dorso, en tanto que su vientre es amarillento o blanquecino.

Las escamas del cuerpo son vertebrales, elevadas, dispuestas en dos hileras. Las escamas de la cola  y de la región púbica no presenta osteodermos. Su cola es larga y poderosa.

Con ella se impulsan en el agua y nada velozmente (Ortiz, Rodríguez-Guerra 2019, Perú Ecológico 2006). En los flancos del cuerpo se observan varias filas de escamas ovales  grandes que alternan  con otras filas formadas por escamas pequeñas. 

María (1955) señala que es el único entre los crocodilae  existentes que tiene el vómer  como parte integrante de la superficie palatina, entre los mailares y los premaxilares. 

El  color del cuerpo de las crías o juveniles es negro, con barras amarillentas, mientras que los adultos presentan manchas redondeadas negras al lado de las mandíbulas (Ortiz, Rodríguez-Guerra 2019). 

Hábitos del caimán negro.

El caimán negro es considerado el mayor depredador de la Amazonía.  Es una suerte de acorazado, casi indestructible, debido a la dureza de su coraza que no es atravesada por las lanzas de los nativos.

Sus partes más vulnerables son el vientre y sus costados, a pesar de tener una piel gruesa y reforzada de placas óseas. Los cazadores profesionales los matan disparándoles en medio de los ojos.  

Tiene hábitos nocturnos. Se le observa tomando el sol en la playa de los ríos.

¿Qué come el caimán negro?

Es carnívoro generalista: se alimenta de peces, tortuga, lagartos y otros caimanes, incluyendo crías de su especie. En algunos ríos comen, además, caracoles.

Reproducción.

La especie presenta cuidado paternal mientras los huevos eclosionan en el nido. Cada nido, hecho por la hembra con hojas secas y ramas en los bosques de galería cerca de las orillas de los ríos, puede contener de 35 a 70 huevos.

Los huevos tienen forma ovoide, miden de 8 a 9 cm de largo, por 5 a 6 cm de ancho. Las crías nacen pasadas las 12 o 13 semanas, aunque se han dado casos de eclosión, de apenas 6 semanas de incubación. Pero no todos maduran, lo que se convierte en un problema para garantizar su reproducción. 

Caimán negro -  Melanosuchus niger - Brasil
Caimán negro – Melanosuchus niger – Brasil
Jovem Rural / CC BY

Los recién nacidos  pesan unos 90 g, y miden de 20 a 30 cm de largo.  Durante la incubación las hembras cuidan celosamente su nido, y cuidan luego a sus crías durante las primeras semanas de vida, pues en poco tiempo las crías son capaces de buscarse su propia alimentación (Ortiz, Rodríguez Guerra 2019, Perú Ecológico 2006, Albarracín, Madera 2011, Thorbjarnarson 2010, Villamarín-Jurado, Suárez 2007). 

En un informe de Perú Ecológico (2006) se señala que el sexo de las crías está relacionado estrechamente con la temperatura del interior del nido: de las zonas calientes, hacia el fondo, nacerán machos, y en las más frías, más cercanas a la superficie, nacerán hembras. La madre podrá enfriar o calentar el nido, según la necesidad poblacional.   

Melanosuchus depredador depredado.

A pesar de que el caimán negro es considerado por su gran tamaño, la gran fuerza de su mordida  y la dureza  de su cuero el mayor depredador en los ríos de la  Amazonía, es también depredado y seriamente amenazado.

Esta especie es considerada como una especie amenazada o vulnerable, como  sucedió hasta un pasado reciente cuando la cacería ilegal los cazaba para comerciar, nacional e internacionalmente,  sus pieles, en particular la parte blanda, de su vientre,  de gran resistencia,  muy solicitada por la marroquinería, para hacer carteras, bolsos, cinturones, zapatos.

El principal depredador del caimán negro es el hombre, que lo caza por su piel y su carne, y en algunos casos el jaguar, que batalla contra el caimán, hasta abrirle con sus garras la piel del vientre.

Caimán negro - Guyana
Caimán negro – Guyana
David Stanley [2] / CC BY

En algunas partes de la Amazonía su carne se come. Las crías y juveniles de esta especie son muy vulnerables, y son depredados por animales como el coatí (Nasua nasua), la raposa (Didelphis sp.), la anaconda (Eunectes murinus), la garza de río (Ardea cocoi, Camerodius albus), la nutria (Pteronura  brasiliensis).

Otro factor que atenta contra la conservación de la especie es la fragmentación del hábitat, que aísla y reduce sus poblaciones, y reduce su área de vida (Ortiz 2012, Dueñas 3008, Villamarín-Jurado, Marioni, Thorbjarnarson Nelson, Botero-Arias, Magnusson 2011).

Artículos relacionados

lagarto jesucristo basiliscus

Lagarto jesucristo

Serpiente terciopelo

Serpiente terciopelo

Caimán yacaré

Cocodrilo o Caimán yacaré

Caiman blanco

Cocodrilo o Caimán blanco