Saltar al contenido

La fiesta de Uyantza Raymi

octubre 21, 2020
Amazon Rainforest near Puyo

En febrero,  cada tres años, en Sarayaku, una comunidad kichwa a orillas dl río Bobonaza,  en la provincia ecuatoriana  de Pastaza, a unos 60 km de la ciudad de  Puyo, se celebra la fiesta de Uyantza Raymi, la fiesta de la naturaleza (el bosque viviente, o Kawsak Sacha).

El río Bobonaza desemboca en el río Pastaza, y éste en el Marañón, para terminar en el gran río Amazonas, la gran red fluvial que intercomunica las comunidades indígenas en la selva

Fiesta tradicional del oriente ecuatoriano

El primer día de los preparativos de la fiesta, que dura una semana,   es encabezada por los cuatro Yachukkuna, los anfitriones de la fiesta: lanza, wamiwawa, kariwawa y rusariu mama.

fiesta de cosecha

La fiesta de la cosecha

Se congregan para llevar a cabo el Yantankichu, que es una especie de minga colectiva en la búsqueda de cargamentos de leña para preparar la chicha que se tomará en la fiesta, y para asar la comida que se comerá en la celebración.

El pueblo recoge leña para que las mujeres, preparar los cientos de litros de chicha de yuca que se tomarán en la fiesta y se lanzarán, jugando, unos a otros para divertirse.

Unos 200 hombres jóvenes, los karikuna,  se internan en la selva  para pescar y cazar durante catorce días los animales de monte que serán la materia prima para elaborar la gran comida. Es la despedida ritual Ringichu. 

Las mujeres,  las warmikuna, recogen en las chacras la yuca, el plátano y el maíz para la fiesta. Cocinan, mastican y fermentan la yuca para preparar la chicha. Se preparan para el retorno de los cazadores.

Un verdadero festín

A los días  aparecen los hombres  navegando en sus canoas por el río Bobonaza, cargando con los animales del monte que han cazado en esos 14 días de ausencia de la comunidad, dedicados a la caza y a la pesca.

Las mujeres y los niños esperan ansiosos las canoas que aparecerán surcando las aguas del río Bobonaza, trayendo la carnes y las pieles de  los animales que han cazado. 

Se oye, a lo lejos, el sonido de los tambores que anuncian la inminente llegada. Los hombres  visten pieles de animales, y pintan su rostro y su cuerpo con wituk, un pigmento  proveniente del fruto del mismo nombre. 

Las mujeres los esperan con centenares de litros de chicha de yuca preparados. Los hombres descienden de las canoas y  cuelgan los animales muertos de los techos de la chozas, preparándose para la gran comida compartida que han hecho las mujeres.

Las carnes son contadas en detalle.

Y luego comienza la preparación de la comida y la gran comilona, Kamari.

Se come y se baila al ritmo de tambores que suenan frenéticamente sin parar. Al final de la fiesta,  los restos de los animales son devueltos a la selva de donde fueron cazados.  

Los días más aciagos

A veces la aldea enmudece y se vive escenas de terror. Los ríos crecen, y a veces arrasan con todo lo que consiguen a su paso.

Este año, en junio, el río Bobonaza se salió de su cauce y tumbó siete puentes, se llevó 13 casas e inundó muchas chacras, perdiéndose toda la cosecha.

Y después de la inundación vino el Covid- 19. Meses después algunos integrantes de la comunidad indígena de Sarayaku se contagiaron, porque los emisarios del gobierno no llegaron con los dineros de la asistencia, y  algunos líderes comunitarios  indígenas debieron viajar al pueblo para reclamar su pagos, y regresaron contagiados.      

Artículos relacionados

Ciudades del río Amazonas

11 Ciudades del río Amazonas

hoteles amazonas ecuador hoteles del oriente ecuatoriano

Hoteles en Amazonas-Ecuador: Top 10

amazonas-ecuador

Amazonas Ecuador