Saltar al contenido

Plantas venenosas del Amazonas

Los dos principales venenos del Amazonas son el barbasco que se usa para pescar y el curare que se usa para cazar y también para tratar algunas afecciones.

Ambos venenos pueden prepararse con distintas plantas como se describe en la sección específica dedicado a cada uno de estos temas en particular.

Contexto cultural del uso de plantas en la Amazonía.

Casi todas las culturas tienen saberes ancestrales relacionados con las plantas y  los animales, para utilizarlos en función de su propia sobrevivencia. 

Las plantas, por ejemplo, cumplían funciones de alimento, de medicamento y de símbolo.

Servían para alimentarse, sanarse y para protegerse de sus enemigos y ser más eficientes.

Los indígenas utilizaban también otras plantas en  los tiempos de fiesta o para celebrar sus rituales de transición.

Para esos fines especiales, lo indígenas utilizaban plantas maestras o sagradas, que inducían a un nivel más alto de conciencia o que jugaban un rol particular en la vida social y cultural en las comunidades indígenas.  

Esas plantas tenían ciertas normas de uso, que estaban restringidas al alcance de  manipuladores u operadores autorizados por el grupo.

Barbascos (veneno y medicina)

Todo sobre el barbasco: especies, pesca, efectos tóxicos en los peces y en los humanos, valor científico, industria farmacéutica.

El Curare

Descubre la fascinante historia del curare: usos indígenas, usos médicos, estudios, efectos, propiedades, antídotos, medicamentos hechos a base de curare.

¿Qué es un veneno?

Un veneno es cualquier sustancia líquida, sólida o gaseosa que produce una enfermedad o lesión,  o que altera la función del sistema digestivo o reproductor cuando entra en contacto con los seres vivos, provocando la muerte. 

¿Cuáles son los tipos de veneno?

Los especialistas clasifican los venenos en dos clases:  los venenos hemotóxicos y los venenos neurotóxicos. 

Venenos hemotóxicos

Los hemotóxicos destruyen los glóbulos rojos de la sangre, interrumpen el flujo sanguíneo por coagulación y/o producen degeneración de los órganos y daño en los tejidos. 

Los hemotóxicos, que actúan sobre el corazón y el sistema cardiovascular, producen la muerte más lentamente que los neurotóxicos, que actúan sobre el sistema neurocerebral. 

Venenos neurotóxicos

Los neurotóxicos producen alteraciones del sistema nervioso y el cerebro. 

Venenos citotóxicos

Los expertos en la materia hablan, incluso, de otro tipo de veneno, los citotóxicos,  que actúan específicamente sobre el lugar o el tejido donde se produjo la mordedura.

El veneno de serpiente en la Amazonía y el mundo

El envenenamiento producido por la  mordedura de serpientes es muy común en la Amazonía. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año son mordidas por serpientes 5.400.000 personas en el mundo.

De ellas, 130.000 mueren y 400.000  sobreviven, pero terminan con discapacidades crónicas tales como ceguera, desfiguración  o amputación. La mayoría de las personas, 300.000, sufre amputación de alguno de sus miembros.