Saltar al contenido

La piraña: ¿espíritu del mal?

marzo 25, 2020

El horror casi siempre se vale de un solo nombre para describirlo con facilidad, aunque en la práctica ese nombre único sea ambiguo, y sujeto a confusión.

portada piraña low

En el río Amazonas hay más de veinte especies diferentes de peces que pertenecen a la familia characidae, a la que está afiliada la piraña, y todas reciben el mismo nombre: piraña.

Es tenido como un pez asesino que devora a una persona o a grandes animales en minutos y, sin embargo, es, en realidad,  incapaz de hacerlo, a menos que la presa esté muerta.

Algunas investigaciones recientes muestran que la piraña es sumamente agresiva solo cuando molestan a su crías.

¿Sabía usted que uno de los más grandes depredadores de la piraña es el delfín rosado, un mamífero que parece inofensivo?

¿Por qué, entonces, nos invade el pánico cuando oímos hablar de las pirañas? 

En el inicio de esa terrible reputación  está la mala prensa que ha divulgado una imagen de la piraña que no siempre se corresponde fielmente con la realidad (Zahl 1980).

Piraña: la película

Esa imagen atemorizante ha sido difundida por el cine en películas de terror que han tenido grandes éxitos de taquilla, como sucedió con Tiburón.

Una de esos films es Piraña (2010) en 3D,  del director de cine Alejandro Ajá.

piraña 3D afiche
Afiche o poster de la película PIRAÑA 3D Fuente: Alfredituz (CC BY-SA 2.0)

Una producción que inauguró una serie de películas de horror protagonizadas por la piraña: Piraña 2 (2014), y luego la superproducción de Pirañaconda, dirigida por Jim Wynorski, y producida por Roger Corman, tenido por el maestro de un género cinematográfico en el que se combina, la aventura, el humor y el horror. 

Piraña 2

¡Pirañaconda! Trailer y película completa en español (En línea GRATIS)

El film comienza cuando un científico se roba dos huevos de pirañaconda, una suerte de monstruoso animal con cabeza de piraña y cuerpo de anaconda: esos dos animales (anaconda y piraña) que han sido tomados como banderas del horror de la naturaleza, junto con el caimán o el cocodrilo, el jaguar y el tiburón, destronando a los fabulosos dragones que arrojaban fuego por la boca y que sembraron el terror durante toda  la Edad Media. 

Un escenario propicio para el terror…

La selva amazónica es ignota, misteriosa y está llena de peligros. Empezando por los relatos que aludían a  feroces tribus y animales desconocidos que saltaban, de pronto, de la espesura del bosque, para devorarnos.

Algo de eso nutrió la imagen difundida por los primeros exploradores del Amazonas durante el siglo XIX, y que fueron imitados por los aventureros de la primera mitad del siglo XX, que se encargaron de exagerar los peligros de la selva amazónica para magnificar, y rentabilizar,  sus hallazgos, que eran, de por sí, sorprendentes, como la vastísima extensión cubierta por bosques tropicales húmedos, la enorme biodiversidad biológica que encierra, la mayor reserva de agua dulce del mundo, el río más largo y caudaloso del planeta.

No solo ellos, sino incluso destacadas personalidades como Theodore Roosevelt, ex-presidente de Estados Unidos, que divulgaron una imagen amenazadora de la piraña.   

¡Megapirañas! (prehistórica)

Los especialistas sostienen que el ancestro común de las pirañas es Megapiranha paranensis, que vivió  hace unos 10 millones de años.

Al parecer,  de acuerdo con esqueletos encontrados en Argentina, las megapirañas medían hasta un metro de largo.

Su apariencia pudo ser muy parecida al actual pez tigre Goliath, que mide un metro y medio de largo, y se le encuentra en el río Congo, en el África. 

Investigadores alemanes dirigidos por la paleontóloga Martina Kolbl-Ebert, del Jura-Museum Eiehestaat, de ALEA, encontraron un fósil de unos 9 cm, con dientes muy afilados, muy parecido a una piraña.

Con ellas, comparte algunos rasgos, pero no es su ancestro.

Su antigüedad se estima a unos 150 millones de años. Se trata de  Piranhamesodon pinkatomus, un pez óseo que habitaba en el mar,  encontrado en el archipiélago Solnhofer, en Baviera.

El fósil presentaba dientes largos, puntiagudos, y dientes triangulares con bordes serrados en la mandíbula inferior y superior. Procede de los picnodóntidos.

La investigación fue publicada en  2018, en la revista Current Biology.  

Nombres comunes de la piraña y su significado

La palabra piraña deriva del guaraní: pira (pez) y -aña (espíritu del mal, o diablo). Otros sostienen que proviene del idioma tupinambá: pirá (pez) y -yanha (dientes, dentado, dentudo).  O de pira´ai: pirá (pez) -ai (diente).

En la práctica, el nombre  de piraña designa a varios taxones distintos que pertenecen a la familia characidae, a la subfamilia Serrasalmidae.

En las aguas del río Amazonas se encuentran unas 20 especies, que son conocidas con la misma denominación: piraña.

Adicionalmente, en las comunidades indígenas amazónicas,  por ejemplo en el Ecuador, piraña es paña en kichwa;  ma punú, en secoya; buñú en siona;  pañí, pani, en shiwiar, achuar y shuar;  gare, dare, en waorani; dare, en cofán; nima, en Záparo (Ver: Lenguas indígenas amazónicas)

Especies de pirañas y nombres científicos

En algunos casos, los nombres vernáculos varían en especial por la coloración de su vientre. Por tal razón,  reciben algunos nombres científicos particulares: piraña de vientre rojo (Pygocentrus nattereri), o de vientre negro (Serrasalmus rhombeus, Pygocentrus ternetzi) o de vientre dorado (Prestobrycon aureus).

Otras veces es llamada de acuerdo con el lugar donde abunda, como por ejemplo piraña del Orinoco (Pigocentrus caribe) o por la forma de su cuerpo (Serrasalmus elongatus, Serrasalmus  compressus, Mylossoma duriventre, Prestobrycon striolatus), o  simplemente piraña. 

CaracterísticaNombre científico de la especie
Piraña roja Pygocentrus nattereri
Piraña negra Serrasalmus rhombeus, Pygocentrus ternetzi
Piraña dorada Prestobrycon aureus
Piraña del Orinoco Pigocentrus caribe
Alargada Serrasalmus elongatus
Comprimida Serrasalmus  compressus
De vientre duro Mylossoma duriventre
Estriada Prestobrycon striolatus

4 grupos de especies llamadas “pirañas”

Los especialistas distinguen cuatro grupos de pirañas, de acuerdo con su género. 

Grupo / GéneroEspecies
Pygoncentrus P.caribe, P. nattereri, P. coniva, P. nattereri ternetzi, P. piraya.
Prestobrycon P. aureus, P, maculipinais, P. striolatus
Serrasalmus S. elongatus, S. compressus, S. bradtii, S. calmoni, S. geryi, S. rhombeus.
Mylossoma M. duriventre y M. orbignyanum.  

Características de la piraña

Describir la piraña, por la variedad de especies existentes y las similitudes entre ellas, resulta una cuestión muy controversial, hasta entre los mismos especialistas, porque son peces que registran notables cambios morfométricos en su desarrollo, en especial en el crecimiento y en el período reproductivo.

piraña en cardumen
Piraña en cardumen

Aparte de que muchas de las descripciones están basadas en la observación de relativamente pocos ejemplares de cada especie (Machado-Allison 2002).  

Hábitat

La piraña es un pez carnívoro u omnívoro, que vive generalmente en los cuerpos de agua dulce localizados en la cuenca amazónica, aunque ahora la podemos conseguir en ríos fuera de la región, incluso en lejanos continentes como en las regiones tropicales del Asia y el  África.

Cuerpo

El cuerpo de la piraña es generalmente ovalado, aunque en algunas especies es casi redondeado, comprimido lateralmente.

Cabeza

Tiene una gran cabeza, gruesa, con la mandíbula inferior prominente, que le da un aspecto agresivo.

Escamas

Posee escamas pequeñas.

Color / piel

La coloración de su cuerpo es variable, de acuerdo con la especie, pero generalmente es en gran parte plateado, salpicado con puntos negros que desaparecen, a medida que la especie envejece.

Entonces, la piel va tornándose de un color más intensa, con distintas tonalidades de color que van desde el rojo, pardo oscuro que tiende hacia el negro, y hasta tonalidades verde-azulado. 

Dientes

Esta dotada de numerosos dientes, triangulares, muy afilados, especializados en desgarrar la presa, dentadura que pueden cambiar a lo largo de su vida.

Los dientes están entrelazados  en líneas horizontales, y cambian la dentadura por partes, primero la mitad de la mandíbula, y luego la otra mitad.

Longitud

La longitud de su cuerpo varía, en ejemplares adultos, y de acuerdo con la especie, de 15 a 40 cm, pero puede alcanzar hasta los 50 cm de largo en algunas áreas más propicias para su desarrollo.  

Comportamiento

La piraña es un pez agresivo, en particular contra los predadores que se acercan a sus crías. O cuando sienten la presencia de sangre en el agua, por su olfato muy desarrollado. Entonces, un pez normalmente tímido y que tiende a huir en solitario, se convierte en un animal muy agresivo cuando ataca en grupo a la presa. 

¿Pirañas que ladran?

Una curiosidad de la piraña es que se ha descubierto que “ladran”, emitiendo un sonido que emplean para atemorizar a sus predadores. El sonido, parecido al ladrido de un perro,  lo producen haciendo vibrar su vejiga natatoria. 

¿Piraña vegetariana?

Es un pez carnívoro, sin embargo, algunas especies comen vegetales como semillas y frutas, por lo que no son estrictamente carnívoros, y se comportan más bien como omnívoros.  Así sucede con Serrasalmus brandtii y Pigocentrus nattereri, tal como se ha registrado en el río Pindare, en el estado de Maranhao, en el noreste de Brasil.   

Las dos especies más conocidas, y al parecer más voraces, son la piraña de vientre rojo (Pygocentrus  nettereri) y la piraña de vientre negro (Serrasalmus rhombeus).

La piraña roja (Pygocentrus  nettereri)

La piraña de vientre rojo,  piraña roja, coicoa o caribe (Venezuela),   tiene el cuerpo de forma ovalada, con las aletas pectorales y pelvianas poco desarrolladas.

Piraña vientre rojo en el estado Apure (Venezuela).
Fuente: RuizValentina / CC BY-SA

Su tamaño, en la edad adulta, es de 25 a 30 cm de largo.

Su cabeza es gruesa, su mandíbula  inferior es muy prominente, como el resto de las pirañas.

Sus dientes son numerosos, pequeños y afilados.

El nombre le viene porque en la época de la reproducción, el vientre adquiere un color rojo intenso.

Pero esa coloración se atenúa  en la medida en que envejece, al igual que los puntos negros de su cuerpo que desaparecen.

Nada agrupada en grandes bancos. Se alimenta de peces, crustáceos, insectos, pero también de semillas y frutos.

Se reproduce después de la época de lluvias, de abril a mayo.

La hembra deposita sus huevos en el fondo del río, en la cavidad que hizo el macho.

Las crías son cuidados por sus padres, mientras eclosionan los huevos, en especial con gran celo por el padre

Su hábitat preferido son los ríos con poco movimiento de aguas, o en aguas estancadas, con una temperatura promedio de unos 23 ° C. Abunda en los ríos tanto de América del Sur como Central.

La piraña de vientre rojo es considerada agresiva y voraz.

Ataca primero a los ojos y a las colas de sus peces víctimas, para inmovilizarlos, y luego los devoran, empleando sus dientes especializados para cortes incisivos.

Se estima, sin que se haya comprobado, que esta especie vive cerca de cinco años en su hábitat natural, y hasta 30 años en cautiverio.  

Herramientas indígenas hechas con dientes de piraña

De las mandíbulas provistas de afilados dientes, los indígenas elaboran cuchillos o tijeras.

Jácome-Negrete (2013) reporta que los kichwa de la Amazonía colombiana, en la cuenca baja del río Curaray, en Ecuador, hacen con las mandíbulas de las pirañas de vientre rojo y de vientre negro armas de caza y utensilios, como el matiri o aljaba donde se guardan los dardos o  cerbatanas usadas en la caza.

Con los afilados dientes hacen muescas en los dardos para que se rompan al penetrar al cuerpo de las víctimas y sea más efectivo el veneno.

Piraña negra (Serrasalmus rhombeus)

piraña negra
Piraña vientre negro y ojos rojos

La piraña de vientre negro, piranha preta para los brasileños,  tiene el cuerpo alargado en el estado juvenil y en forma romboidal en el adulto.  Mide hasta 40 cm, y llega a pesar unos 3 kg.

La cabeza es robusta y chata, con el hocico corto, con la mandíbula inferior muy prominente, y provista de numerosos dientes pequeños, triangulares,  fuertes y muy afilados.

El cuerpo es de color plateado plomizo con muchas manchas ovaladas en los individuos juveniles, y se oscurece en los adultos, volviéndose muy azulado o negro.

Los conocedores señalan que la mordedura de esta piraña es una de las más fuertes entre todos los vertebrados.

Los ojos de esta piraña son rojos.

Sus escamas son pequeñas, de bordes suaves y pegajosas al tacto.

Sus aletas son de color gris negruzco o negras. En la época de la reproducción se vuelven completamente negras.

Se movilizan en grupos superiores a los 10 individuos. Son peces muy territoriales.

Se alimentan de otros peces pequeños, de larvas de insectos acuáticos, crustáceos, y aletas de otros peces, así como de frutos, tallos y semillas.

Viven en ríos y lagunas de la selva baja, y un poco menos en la selva amazónica alta (Valdivieso-Rivera el al 2016).

Reproducción sexual

No se aprecia un marcado dimorfismo entre las pirañas, salvo que las hembras presentan una tonalidad rojiza en  la parte inferior de su cuerpo. Las pirañas se aparean, y después de la cópula, el macho se encarga de preparar un nido excavando  en el fondo del río. El desove ocurre durante la noche, y puede alcanzar entre 300 y 1.000 huevecillos, de unos 2 mm de diámetro y de color amarillento.  

Usos alimentarios 

La piraña es un pez comestible en muchas partes de la cuenca amazónica. En las riberas de los ríos brasileños, por ejemplo, es consumida su carne diversos platos típicos: en filetes o en sopa, de carne fresca o ahumada.

piraña plato tipico
Una piraña, atrapada en la selva amazónica (aunque no en el río Amazonas), se asó ligeramente y sirvió como alimento. Fuente: Bobak Ha’Eri / CC BY

La carne tiene un sabor suave, poco acentuado, es magra   y con una textura firme.

Se acostumbra freírla en filetes, y es un plato tradicional en la zona de El Pantanal, como en Cáceres, situado en el estado brasileño de Mato Grosso, cerca de la frontera con Bolivia.

La sopa de piraña es otro plato tradicional en la región. La sopa se condimenta con perejil, cilantro, cebolla y tomate picado. 

También se prepara sashimi de piraña, aliñando su carne cruda con rodajas de cebolla, jengibre, salsa de soya o soja y zumo de limón. 

Valor nutricional

La carne de la  piraña presenta un alto valor calórico.

Tiene grasas digeribles.

Una alta concentración de minerales como calcio y selenio. Niveles satisfactorios de vitamina A, B6, B12, D y E (Naranjo 2007: 184).

Se han realizado pocos estudios sobre el  valor nutricional de la carne de piraña, quizás porque no es considerado como alimento en las zonas urbanas, debido a la fama inmerecida que tiene como devorador del ser humano.

No obstante, en muchas comunidades indígenas y zonas rurales se le come, frito, asado, guisado o sancochado.

La piraña tiene, sin embargo, un alto contenido de proteína (19,3-20 g),  debido principalmente a su dieta con peces.

Ese valor proteínico, acompañado de un bajo contenido en grasas (0,28-0,32 g) le otorgan un alto valor nutritivo (González et al 2009).  

Creencias y supersticiones sobre el consumo 

Los miembros de algunas comunidades indígenas amazónicas, como en la nación Zápara, situada al este de la provincia ecuatoriana de Pastaza,  cerca de la frontera con el Perú, se prohíbe el consumo de la piraña (la llaman nima) a las mujeres, porque se cree que el período menstrual  se puede alargar y volverse irregular (Ver: tabúes alimentarios del Amazonas). 

piraña cuyabeno
Cuyabeno, Ecuador. Piraña comer y ser comido… Fuente: Rinaldo Wurglitsch (CC BY-SA 2.0)

La piraña como mascota (cuidados)

Se ha puesto de moda tener pirañas en los acuarios. La cría de ese pez en condiciones de cautiverio presenta algunas particularidades.

Una es que por cada individuo se requiere  en el acuario de al menos unos 50 litros por individuo.

El agua debe estar en una temperatura que varíe entre 21 y 29 ° C, y que presente un pH que oscile entre 5 y 7.

Dado el comportamiento agresivo del pez,  se recomienda no juntarlo con otras especies de peces porque la piraña puede molestarlos, morderle las aletas.

Incluso recomiendan no juntarlos con muchas otras pirañas en el mismo acuario, porque en ciertas épocas se vuelve muy agresivo por su condición de pez muy territorial, que lo lleva en algunas ocasiones a  morderse entre los individuos de la misma especie.  

Los depredadores de la piraña

La piraña es un depredador, que es víctima, a su vez, de otros depredadores.

Entre ellos  el delfín rosado, bufeo, o tonina (Inia geoffrensis), que habita en los ríos amazónicos.

Otros son las grandes tortugas, los caimanes, las garzas,  otros peces de mayor tamaño y, por supuesto, los pescadores.

El delfín rosado acosa a su presa, y luego la arrastra hasta el fondo del río, donde le arranca la cabeza antes de devorarlos. 

Es interesante señalar que el paiche o pirarucú (Arapaima gigas), el mayor pez amazónico, no teme a la amenaza depredadora representada por la piraña.

Su armadura lo hace prácticamente invulnerable a los ataques de la piraña.

La armadura del paiche está formada por una doble capa de escamas óseas reforzadas: una capa interior, que contiene colágeno, y una capa externa, que tiene colágeno y calcio, combinación que la endurece.

Ese patrón de capa dura sobre capa suave produce una enorme resistencia corporal, mientras mantiene la flexibilidad del cuerpo. Es un patrón que está siendo estudiado para aplicaciones industriales (Caso 2017). 

La piraña de Roosevelt

Teodoro Roosevelt (1858-1919) fue uno de los políticos más populares de los Estados Unidos.

Fue el vigésimo sexto presidente del país.

Bajo su mandato, se creó la base de los sistemas de protección de la naturaleza en la nación estadounidense: las reservas, los parques nacionales y los monumentos naturales. 

Se afinó, además, la aplicación de la Doctrina Monroe, con el dispositivo que se conoce como el Corolario de Roosevelt, que fue empleado para justificar  la intervención política estadounidense en los países de América Latina, cuando las actuaciones de esos países contravinieran los intereses políticos o económicos de los Estados Unidos.

Roosevelt fue un político singular y muy aguerrido, apodado el “león”, por su fuerte carácter. 

Ocupó la presidencia de su país dos veces: en 1901, como vicepresidente en ejercicio, asumiendo la presidencia tras el atentado mortal contra el presidente Mc Kinley, y luego al ganar las elecciones, en 1904, para completar un mandato de siete años y medio que es considerado determinante en la consolidación de su país.

Piraña rabiosa. Fuente ANDY ABIR ALAN / CC BY-SA

Viaje a Brasil

En 1913, tras perder el tercer mandato presidencial, viajó a Argentina y a Brasil para promocionar los intereses estadounidenses en el marco del panamericanismo.

Su viaje a Brasil se convirtió en una suerte de safari  a la selva amazónica, en compañía de Cándido Rondon, el legendario explorador y cartógrafo brasileño.

La experiencia relacionada con ese viaje, financiado por el Museo Americano de Historia Natural, que exploró el nacimiento del río La Duda (rebautizado como Río Roosevelt), en 1914, inspiró a Roosevelt, que resultó herido y tuvo malaria, la escritura de un libro, Through the Brasilian wilderness, traducido al portugués en 1976: Nas selvas do Brasil (Universidade de Sao Paulo).

En ese libro, Roosevelt confesó haber matado “innúmeros de esos nocivos anfibios”, se refería a los jacarés, caimanes que, según dice, son blanco fácil, pues no se mueven, ya que  “tienen los nervios insensibles”.

Roosevelt dijo de las pirañas que:

“Te arrancarán el dedo de una mano al deslizarse descuidadamente en el agua; mutilan nadadores,…, desgarrarán y devorarán a cualquier hombre o bestia heridos; porque la sangre en el agua los excita hasta la locura”.

Teodoro Roosevelt (1858-1919) en Through the Brasilian wilderness

El libro de Roosevelt se convirtió en un best seller, propagando la idea de que las pirañas son muy peligrosas en cualquier circunstancia.

Pero no siempre es así.

Se calcula que unas 300 pirañas tardarían unos cinco minutos en devorar a una persona de 80 kgs, dejando tan solo los huesos.

Las pirañas solo se comportan muy agresivamente cuando el alimento escasea, en particular durante la época de vaciante de los ríos.

Atacan en grupos cuando la comida se concentra, aumentando la competencia entre ellos. Y lo hacen solo cuando nadan en cardúmenes o bancos.

Las pirañas son muy vulnerables en aguas poco profundas, y son presa fácil de caimanes, aves pescadoras, delfines o pescadores indígenas. 

Dibujos de pirañas

Bibliografía consultada

  • Aquarium de Barcelona.  S.f. Piraña roja. Aquariumbcn.com/especies/p/piraña-roja/ Fuente
  • Caso O. 2017. La inmerecida fama del pez más feroz del mundo. El País, Madrid. 01.06.2017. Fuente
  • González A., Márquez A., Senior W., Martínez G. 2009. Contenido de grasa y proteína en Pygocentrius cariba, Prochilodus mariae, Plagioscion squamosissimus, Piaractes bracypomus e Hipostomus  plecostomus en una laguna de inundación del Orinoco Medio. Revista Científica, Vol. 19 (1), Febrero. Maracaibo. Fuente
  • Jácome-Negrete I. 2013. Etnoictiología Kichwa de los lagos de la cuenca baja del río Cururay (Amazonía), Ecuador. Biota colombiana,  Vol. 14 (1), Enero-Junio. Fuente
  • Machado-Allison A. 2002. Peces caribes de Venezuela: una aproximación a su estudio taxonómico. Boletín de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, Vol. LXII (1), Marzo,  35-88. PDF
  • Revista N + 1 Ciencia que suma.! Dentición de la piraña. M. Kolmann et al. Evolution and Development. Fuente
  • Roosevelt T. 1914. Through the Brasilian Wilderness. New York: C. Scribner ´ Sons. Fuente
  • Zahl P. 1980. Seeking the truth  about the feared piranha. National Geographic, November, 715-732. PDF